Leyes secundarias ponen fin a campañas electorales disfrazadas: Benjamín Robles

Comunicado

México, D.F., 18 de mayo del 2014.-  Con la aprobación, por parte del Congreso de la Unión de las leyes reglamentarias de la reforma político-electoral, la autoridad electoral fue dotada de las herramientas necesarias para evitar en los medios de comunicación campañas electorales disfrazadas, como la que llevó en 2012 al candidato del PRI a la Presidencia de la República, asentó el presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República, Benjamín Robles Montoya.

“Para el PRD es un gran logro que sea motivo de nulidad el triunfo de un candidato cuando éste exceda el gasto de campaña en un cinco por ciento del monto total autorizado; también cuando se detecte que compre cobertura informativa o tiempos en radio y televisión, fuera de los supuestos previstos en la ley; o también cuando reciba o utilice recursos de procedencia ilícita o recursos públicos en las campañas, vicios que sin duda los hemos vivimos en el pasado reciente y que no deseamos volver a ver, es decir que el dinero y la impunidad vuelvan a definir al ganador de una elección, ese es un avance que hemos dado y por eso estamos muy contentos”, puntualizó el legislador oaxaqueño.

En ese sentido, destacó que el trabajo inteligente y decidido del Grupo Parlamentario del PRD en la mesa política, en donde se integraron las iniciativas aprobadas y en donde participó como integrante de la Comisión de Puntos Constitucionales, permitió establecer los criterios de nulidad en las elecciones federales o locales, cuando concurran violaciones graves, dolosas y determinantes que sean acreditadas de manera objetiva y material.

Explicó que se entiende por determinante, aquella violación que se presenta en un proceso electoral en el que la diferencia entre la votación obtenida entre el primero y el segundo lugar sea menor al cinco por ciento.

Asimismo, dijo que se considera violación grave, aquella que produzcan una afectación sustancial a los principios constitucionales en la materia y pongan en peligro el proceso electoral y sus resultados.

Agregó que la ley también establece que serán dolosas las conductas efectuadas con pleno conocimiento de su ilicitud y cuya intención sea obtener un efecto indebido en los resultados del proceso electoral.

“Sin duda son lineamientos muy precisos, que vendrán a darle mayor certeza a los procesos electorales federales y locales, porque se garantizará que se cumpla con los principios de legalidad e imparcialidad que debe tener toda contienda electoral, para que los ciudadanos tengan la seguridad que su voto y su voluntad de decidir al gobernante que desea realmente será respetado”, expuso el senador Benjamín Robles.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.