Deporta EU a diario 3.7 infantes de Oaxaca, mayormente niñas

Citlalli López

Oaxaca, Oax., 2 de julio del 2014.- Diariamente son deportados de Estados Unidos a México 3.7 niños, niñas y adolescentes originarios de comunidades de Oaxaca, principalmente de la Mixteca, Valles Centrales y Sierra Sur.

De enero a junio de 2014, sumaban 608 eventos de repatriación de infantes, de las cuales 25 por ciento (153) correspondía a niñas, «índice mayor al de cualquier otro estado de la república», informó el titular del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM), Rufino Domínguez Santos.

Algunos de estos eventos de repatriación ocurrieron durante el intento por ingresar a Estados Unidos, otros porque no contaban con papeles para residir en aquél país. No todos los infantes repatriados viajaban solos, asentó.

Las razones por las cuales las y los niños y adolescentes toman la determinación de viajar sin la compañía de un familiar, es por buscar reunirse con sus padres que están en los Estados Unidos, pero otro más lo hacen por huir de la violencia en su entorno.

Aunque la migración de infantes no es un fenómeno nuevo, en los últimos dos años se ha detonado con la falsa idea de que al cruzar a la unión americana, su situación migratoria podrían ser legalizada, aseguró el funcionario.

No obstante, también admitió que la migración masiva de niños, niñas y adolescentes oaxaqueños, esta ligada a la falta de oportunidades educativas en sus comunidades.

En el caso concreto de la mixteca oaxaqueña, región que concentra los índices más elevados de migración y repatriación, en el programa 3×1 que aplica el Gobierno del Estado a través del IOAM, en los últimos 3 años y medio, las autoridades municipales y de las agencias, no han priorizado recursos para la educación ni la  aplicación de proyectos productivos.

Las y los niños abandonan las escuelas y optan por la migración porque no pueden comprar sus útiles escolares, ropa, cuadernos y comida.

En la localidad de Yucunicoco, por ejemplo, se aplican medidas sancionadoras a quienes abandonen la escuela -el pago de 20 mil pesos- pero no hay un programa que permita que las y los niños y adolescentes permanezcan en los centros escolares o que una vez concluyendo sus estudios básicos puedan obtener recursos a través de proyectos productivos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.