ONGs piden castigo para militar por agresión contra defensora

Patricia Briseño

Oaxaca, Oax., 7 de julio del 2014.- Una centena de organizaciones sociales, colectivos  y asociaciones civiles demandaron el esclarecimiento inmediato y castigo del responsable que la madrugada del 4 de julio, a bordo del autobús 2351, de la línea Cristóbal Colón de la empresa ADO, agredió sexualmente a una defensora de derechos humanos e integrante de las organizaciones Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI)  y  Red de Mujeres Defensoras.

A través de un comunicado, las organizaciones no gubernamentales señalan que el autor de la agresión sexual a su compañera fue un oficial del Ejército mexicano, aparentemente en estado de ebriedad, quien viajó en el autobús que salió del municipio Matias Romero, en el Istmo de Tehuantepec, rumbo a la ciudad de Oaxaca.

La afectada  viajó del Istmo a la ciudad de Oaxaca donde participaría en la Escuela de Defensoras y Defensores Comunitarios donde se impartió el seminario, “La Comunicación en la Defensa de los Territorios», dirigidos a mujeres y hombres dedicados a la defensa de los derechos humanos en las comunidades indígenas.

De acuerdo con el testimonio de la víctima, ella denunció la agresión al conductor de vehículo y a un grupo de soldados a cargo del retén militar ubicado en  inmediaciones del municipio de  San Pedro Totolapan, sin embargo, en ambos casos no obtuvo respuesta favorable.

Dijo que los soldados asentaron que “no se podía hacer nada pues se trataba de un militar de grado”.

Las organizaciones de la sociedad civil consideran que estos hechos, además de constituir un delito previsto en el artículo 241 del Código Penal de Oaxaca, es una abierta violación a los derechos humanos.

La agresión-refieren- son hecho graves para la seguridad de los propios usuarios del transporte de la  empresa ADO.

El documento indica que la empresa camionera “no brindó ninguna garantía de seguridad para la mujer e incluso se deslindó”.

En relación a la falta de respuesta en el retén militar, ubicado sobre la Carretera Transísmica, Cristóbal Colón, “ demuestra el abuso de poder y discriminación por parte de integrantes de las fuerzas armadas”.

La organizaciones firmantes del documento advierten que en las próximas horas la agraviada presentará las denuncias correspondientes ante las autoridades ministeriales y organismos encargados de la defensa de los derechos humanos.

Finalmente, a la línea Cristóbal Colón, del corporativo Autobuses de Oriente, le requieren proporcione los datos del agresor, que garantice medidas de no repetición y “ofrezca una respuesta pública sobre las políticas de seguridad a sus usuarios”.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.