Persiste en escuelas publicidad de alimentos no saludables

*De acuerdo con defensores de la infancia y de los derechos del consumidor en el 24.6% de las escuelas se encontró publicidad de alimentos y bebidas; además el 80% de los escolares reconoció ver televisión todos los días, sobre todo en las noches.

MVS

México, D.F., 4 de septiembre de 2014.- Expertos, defensores de la infancia y de los derechos del consumidor insisten en que detrás de los mensajes publicitarios de alimentos persiste la promoción de productos no saludables y constante falta a las regulaciones sobre difusión de este tipo de mensajes en televisión, sistemas de transporte y hasta en escuelas.

El 23% de los anuncios publicitarios son de comida y bebidas, según monitoreo realizado de diciembre de 2012 a abril de 2013, en estudios sobre la publicidad de alimentos al que están expuestos niñas, niños y adolescentes en México elaborados por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

En estos análisis se identificó que en el 24.6% de las escuelas se encontró publicidad de alimentos y bebidas; principalmente de refrescos (67.9%), agua embotellada (14.3%) y botanas saladas (7.1%); además el 80% de los escolares reconoció ver televisión todos los días, sobre todo en las noches.

El horario de mayor impacto publicitario en la televisión abierta es de las 16:00 a las 19:00 horas y los productos más promocionados son botanas (con un 34.4%) y bebidas azucaradas con un 21.3%; las botanas dulces son dirigidas particularmente a consumidores infantiles.

En los sistemas de transporte también hay un 29% de publicidad de alimentos (9.7% de botanas dulces y otro 9.7% de comida rápida); en el caso de los puntos de venta, el 51.5% de los alimentos y bebidas pertenecen a los cinco principales y lácteos y en tiendas de conveniencia la mayor promoción fue para las bebidas azucaradas con un 26.1% de sus mensajes expuestos a las y los consumidores.

Juan Martín Pérez, de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), alerto que en nuestro país el 35.7% población nacional la representan niñas, niños y adolescentes, entre quienes el 53% se encuentra en condiciones de pobreza y 4.7 millones de menores de edad viven en pobreza extrema.

Por su parte, Adriana Labardini, comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL), reconoció que si las reglas sobre la vigilancia y sanciones de publicidad irregular de alimentos “son laxas y un poco miopes”, para el IFETEL “hay un problema de legalidad porque el instituto no puede, por ley, modificar o sancionar a quienes irrespeten la normatividad.

“En la ley no se establecieron sanciones concretas por las infracciones en esta materia, si hay sanciones en el manejo de contenidos, pero no por infringir el derecho de protección de la infancia lo cual representa, a decir de la comisionada Labardini una grave omisión legislativa”.

Labardini recordó que la sanción ante irregularidades en publicidad de alimentos le corresponde a las autoridades sanitarias y a la Secretaría de Gobernación (Segob), pero, explicó, el IFETEL tiene “una facultad poderosa e indispensable”: poder ordenar la suspensión de una publicidad dañina o engañosa para niñas, niños y adolescentes como una “medidas cautelar”.

Lo anterior porque se comprometen los derechos e interese de las y los consumidores, se advirtió en el marco de la presentación del documento “Publicidad de Alimentos y Bebidas Dirigida a la Infancia: Estrategias de la Industria.”

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.