Vacunación, mecanismo fundamental contra poliomielitis: epidemióloga

Notimex

Guadalajara, Jal., 27 de octubre de 2014.- La epidemióloga del IMSS en Jalisco, Liliana del Sagrario Villareal Hernández, dijo que la vacunación y la extrema higiene en el lavado de manos y preparación de alimentos son las herramientas más útiles para evitar contraer la poliomielitis.

Esta enfermedad es un padecimiento antiguo, por lo que en 1988, la Organización Mundial de la Salud (OMS) inició una campaña para la aplicación de la vacuna contra este mal a partir de los primeros meses de vida.

Señaló que en la actualidad la incidencia de la enfermedad se redujo hasta en 99 %, “en México a partir del año 1994 los casos sospechosos notificados han sido descartados, gracias a las acciones preventivas”.

Agregó que la también llamada parálisis flaciaguda, hoy en día es combatida con aplicación a los dos y cuatro meses de vida la vacuna Sabin vía oral, en tanto que a los 18 meses se suministra el biológico de forma inyectada y en su modalidad de Pentavalente.

Detalló que la niñez es la más vulnerable a presentar la enfermedad con sus efectos más dramáticos, “es por ello que el esquema de vacunación va focalizado a este sector de la población”.

Es una prioridad aplicar esta vacuna contra la poliomielitis durante las tres semanas nacionales que realiza el IMSS cada año en coordinación con el sector salud, comentó.

Además que la vacuna es sumamente efectiva; no obstante, después de un periodo mayor a una década, la inmunidad que proporciona disminuye, “por lo que es factible que un adulto que se expone al virus de la poliomielitis pueda contraerla aunque con efectos quizá mucho menos drásticos que en un infante”.

Destacó que la poliomielitis se transmite al consumir alimentos contaminados con heces fecales o incluso de persona a persona al entrar en contacto con fluidos corporales como saliva o secreciones nasales de algún portador del virus.

Subrayó que los síntomas incluyen cuadro febril, enfermedad respiratoria que va en aumento, cansancio extremo, cefalea, rigidez y parálisis de extremidades que cursa en forma ascendente hasta llegar incluso a los músculos que intervienen en el proceso respiratorio y genera un paro potencialmente mortal.

A través de un cultivo se realiza el diagnóstico, toda vez que la sintomatología de la poliomielitis pudiera confundirse con otras patologías como el Síndrome de Guillain Barré o miastenia gravis, que generan inmovilización ascendente de extremidades.

Mencionó que el año pasado se notificaron en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Jalisco 12 casos sospechosos que finalmente fueron descartados, mientras que en lo que va del año han sido nueve, los cuales también han resultado negativos. Pese a que no existen casos desde hace algunos años, “la población no debería ‘bajar la guardia’ en materia de prevención”.

La ciudadanía debe vacunar a las y los niños menores de cinco años, tener higiene en preparación de alimentos, priorizar lavado de manos antes y después de ir al baño o de ingerir alimentos, y evitar contacto con personas que puedan presentar los síntomas antes descritos.

Explicó que aunque esta enfermedad inicia como un cuadro de fiebre o gripa, afecta el funcionamiento intestinal, genera diarreas severas y finalmente la inmovilización en su presentación grave.

Existe una variante de poliomielitis, “en que la persona porta el virus responsable de esta patología pero no presenta síntomas, sin embargo, sí es capaz de contagiar a otros”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.