Propone García Canclini replantear esquemas sobre análisis de lectura

Notimex

México., 13 de marzo de 2015.- El escritor y crítico literario Néstor García Canclini se pronunció por replantear los esquemas de encuesta y conteo de lo que se lee en países como México, ya que estos procesos han cambiado de manera radical en la era tecnológica.

Los cuestionarios, dijo, tratan de cuantificar cuántos libros leyó cada persona en México el año pasado, pero no se pregunta cómo se lee.

Durante la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) 2015, el también antropólogo e investigador de origen argentino consideró que contrario a lo que se afirma «me parece que no hay elementos para pensar que se lee menos ahora que hace 20 o 30 años.

«Quizá se venden menos libros de cierto tema, pero más de otros. Por ejemplo, los infantiles y juveniles ha crecido en ventas, es cierto que de ensayos, libros científicos y de algunos autores ha decrecido, pero tenemos que entender que se lee mucho más en pantallas», opinó.

Explicó que computadora, celular o tableta se emplean para la lectura, “lo que nos falta entender por qué en las encuestas no preguntan cómo se lee en esos nuevos soportes», subrayó.

El especialista, cuyas investigaciones son clave en áreas vinculadas a la comunicación humana, reiteró que con la aparición de instrumentos como las redes sociales a mediados de la década pasada, «hay una intensificación en el uso de los dispositivos electrónicos y digitales”.

Han cambiado los hábitos culturales, hay nuevas formas de comunicación simultánea, mucho más fragmentarias, pero también hay un incremento en la comunicación, en la información, en la apropiación del mensaje en todo el mundo, en varias lenguas, consideró.

Entonces, dijo, hay un reordenamiento en la vida simbólica y comunicacional que se manifiesta más en las nuevas generaciones, aunque también las personas adultas “hemos tenido que cambiar”.

El escritor consideró que las nuevas formas de trabajar, estudiar, de transmitir la información han llevado a que se vendan menos periódicos, revistas o libros.

Respecto a la preferencia de la población juvenil en el empleo de las tecnologías para leer e incluso para la educación, refirió que «hay un largo predominio de lo audiovisual sobre lo escrito, pero esto no debemos verlo como una sustitución, porque co-existen».

Añadió que otro cambio se ha dado también en la música con la caída en la venta de objetos como discos o videos, pero crece el número de asistentes a los festivales o conciertos; “hay una nueva manera de relacionarse con los bienes culturales”, subrayó.

En relación con «el papel democratizador» que juega la cultura, aseveró que esta vital, pues «si hablamos de leer información de lo que ocurre en nuestra sociedad y otras, nos abre la mente y nos permite una comprensión más compleja de los fenómenos.

Con la lectura la gente no se queda en la noticia impactante que aparece en la pantalla de televisión, la imagen sangrienta, escandalosa, sino reflexiona sobre las condiciones y la historia de la cual procede, comentó.

Entonces, la lectura más razonada no es la que dan los noticieros rápidamente en la televisión, sino esta aumenta con el conocimiento que ofrecen los periódicos del país, los análisis políticos en diarios y que ayudan a esclarecer los hechos y entender su lógica oculta, “necesitamos leer para entender”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.