Síndrome de Quervain, inflamación que afecta a dedos de las manos

*Anteriormente se presentaba en personas de 20 a 50 años, en la actualidad puede presentarse en personas menores a consecuencia del uso de computadoras, celulares y tablets.

Redacción

Oaxaca, Oax., 21 de abril de 2015.- La Tenosinovitis Estenosante también denominada Síndrome de Quervain afecta en su mayoría a mujeres, con una incidencia de hasta nueve casos por cada varón, afirmó el experto en Cirugía Plástica y Reconstructiva, César Camaño Ibarra.

El médico adscrito al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explicó que es un trastorno músculo esquelético que afecta los dedos de las manos, en particular el pulgar aunque puede focalizarse en cualquier otro y se genera a raíz de una inflamación crónica de la membrana sinovial, que se ubica entre los tendones de la mano.

“Por efecto de una estructura anatómica llamada polea, que adhiere los tendones al hueso para su mejor funcionalidad, hace que la membrana sinovial al inflamarse oprima sobre esas poleas a los tendones y produzca dolores intensos e incapacidad para mover el pulgar”, detalló.

Se trata de un padecimiento incapacitante y que tiene como origen el uso repetitivo y mecánico de la articulación o realizar maniobras o rotaciones severas con lo cual se producen dolores intensos similares al “ardor o quemazón”, según los describen quienes lo padecen.

El doctor Camacho Ibarra refirió que anteriormente las personas de 20 a 50 años eran las más afectadas con dicho síndrome”.

Sin embargo, ahora las personas más jóvenes también presentan ese cuadro degenerativo por el uso excesivo de aparatos de alta tecnología, como las computadoras, Tablets o teléfonos celulares y con el tiempo se producen micro daños que afectan al tendón y la membrana sinovial.

El especialista añadió que pacientes con diagnósticos previos de diabetes o artritis reumatoide tienen mayores posibilidades de desarrollar Tenosinovitis Estenosante.

Comentó que si bien la persona puede tratarse con medicamentos para disminuir la inflamación de la articulación, lo idóneo en estos casos es realizar una cirugía para corregir la opresión de los tendones.

Se trata de un procedimiento minucioso, pero que puede realizarse con mínima invasión y de manera ambulatoria; no obstante el médico cirujano debe ser cuidadoso para no afectar los nervios que rodean la articulación.

La recuperación del paciente, precisó, toma cerca de ocho días, después debe acudir a terapia de rehabilitación física por 45 días aproximadamente y al concluir ese tiempo puede reintegrarse a sus actividades y hacer su vida normal.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.