Asegura Consejo Consultivo que reforma electoral garantiza paridad

Jaime Guerrero

Oaxaca, Oax., 7 de julio de 2015.- El Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos de Oaxaca, desmintió al grupo de feministas que protagonizaron violencia verbal y física en el Congreso del Estado, durante la aprobación de la Reforma Electoral, y refirió que en el artículo 25 constitucional se estableció el principio de igualdad, además de garantizar la total participación de la mujer en los procesos electorales en todas las comunidades indígenas y afromexicanas de Oaxaca.

Melquiades Rosas Blanco, consejero de ese conglomerado, dijo que con preocupación e indignación ven que se afirma que los sistemas normativos violan los derechos “de nuestras hermanas y que por tanto debe establecerse la paridad de género al igual que se ha establecido para los municipios que se rigen por partidos políticos”.

El consejero indígena afirmó que el enfoque es falso, porque en los municipios que se rigen por la vía de los partidos políticos, la participación política implica el ejercicio del poder y acceso a un salario y otras prerrogativas, mientras que en muchas de comunidades y municipios indígenas, se concibe y se desempeña el cargo bajo el enfoque de servicio, en diversas ocasiones gratuito y que implica múltiples sacrificios.

Rosas Blanco, reconoció que las asambleas generales están obligadas a permitir la participación de la mujer en condiciones de igualdad con los hombres, sin que ello signifique la desaparición o asimilación de sus formas de organización.

Enfatizó que la disposición tiene fundamento y es congruente con lo establecido en la fracción III, Apartado A, del Artículo 2 de la Constitución Federal y otros instrumentos internacionales en la materia.

Bajo esa perspectiva, rechazaron las voces que desde una posición racista y discriminatoria, desconociendo esas realidades, se abrogan una representación que nadie les ha otorgado y pretenden presentarse como sus salvadoras y salvadores.

Cabe recordar que el pasado 30 junio, la Sexagésima Segunda Legislatura aprobó la Reforma Política, en medio de gritos y protestas airadas de un grupo de feministas encabezadas por las ex funcionarias priistas, Norma Reyes Terán y Rosario Villalobos Rueda; érla consejera del INE, Laura Susa Chía Pez; la comunicadora, Soledad Jarquín; la ex diputada del PRD, Guadalupe Rodríguez Ortiz, entre otras activistas.

Las mujeres reclamaban la paridad horizontal y vertical en los 570 municipios de Oaxaca, la protesta paso de los reclamos y calificativos verbales a los y las diputadas, a lanzamiento de huevos a la puerta principal del recinto legislativo. En respuesta, dos personas que presuntamente eran empleados de diputados del PRI, también lanzaron dos huevos a las activistas.

Reyes Terna y Villalobos Rueda reclamaron airadamente a las diputadas panistas Alejandra García Morlan, por rechazar la paridad vertical y horizontal en los municipios que se rigen por los Sistemas Normativos Internos, pese a que la panista arribó por la vía plurinominal al Congreso del Estado, tras ganar un juicio en tribunal alegando la paridad e igualdad de género.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.