Casa Blanca espera fallo de Suprema Corte a favor de alivio migratorio

Notimex

Washington, 19 de enero de 2016.- La Casa Blanca confió hoy en que la Suprema Corte de Justicia le dé la razón al gobierno y autorice la implementación de las medidas de alivio migratorio dictadas por el presidente Barack Obama, conforme a los precedentes legales existentes.

El vocero presidencial, Josh Earnest, confió en que la respuesta de los inmigrantes a las medidas de alivio sea favorable, a pesar de la incertidumbre ante la próxima elección presidencial.

“Existen muchas personas que se beneficiarían de esta decisión, y que buscarán aprovechar los beneficios tan pronto como sea posible”, dijo Earnest en su habitual conferencia de prensa.

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos aceptó este lunes escuchar la apelación de la administración Obama al fallo que detuvo la implementación de las acciones ejecutivas de alivio migratorio, dictadas por el mandatario en 2014.

El gobierno argumenta que la Constitución brinda a Obama la autoridad para decretar estas medidas, y asegura que ellas tendrán un impacto favorable en la economía y en la seguridad de las comunidades.

“Tenemos mucha confianza de nuestros argumentos, pero al final vamos a ver cuál es el desenlace”, dijo Earnest, quien eludió anticipar el escenario si la Suprema Corte falla a favor, ante el reducido lapso que tendría el gobierno antes de concluir su gestión en enero de 2017.

La corte podría emitir su fallo en junio próximo, en vísperas de las convenciones donde republicanos y demócratas nominarán a sus candidatos a la presidencia, en una contienda donde el tema migratorio será un importante termómetro en el ánimo de los votantes.

El Departamento de Justicia pidió a la máxima instancia judicial del país acelerar el proceso, cuyo desenlace final afectará al menos a cinco millones de inmigrantes indocumentados.

La directiva ejecutiva presentada por Obama en noviembre de 2014 buscaba ampliar a partir de febrero de 2015 el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), que beneficiaría a unos 300 mil jóvenes indocumentados.

La medida preveía una variante para adultos conocida como DAPA, que buscaba beneficiar a más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados con hijos estadunidenses, o con residencia permanentes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.