PGR rompió acuerdo de confidencialidad: GIEI

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. Luego de que Ricardo Damián Torres, del Grupo Colegiado de Expertos en Materia de Fuego, ha dicho esta tarde en reunión con medios junto al subprocurador de Derechos Humanos de la PGR, Eber Betanzos que «sí existen evidencias de que hubo fuego en el basurero de Cocula, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014 y que al menos 17 seres humanos fueron quemados en ese lugar», el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI, «considera roto el acuerdo de trabajo sobre el tema del basurero» de Cocula.

La conferencia de medios de la PGR con el señor Torres también supone «una ruptura de los criterios establecidos en las bases del estudio», agrega el GIEI, al detallar que esas declaraciones «no reflejan el consenso sobre el contenido ni el proceso de trabajo de un informe que es provisional».

El GIEI «lamenta profundamente esta forma de cambiar la dinámica de diálogo y consenso que hemos mantenido con la PGR en estos meses, en una de decisiones unilaterales y que violan los acuerdos tomados» (visto la falta de cumplimiento del acuerdo de Washington y de los acuerdos tomados para este caso en el camino).

El GIEI advierte en este posicionamiento de dos cuartillas presentado a la opinión pública en la región que «reconsiderará su trabajo en función de estas respuestas y llevará a cabo las acciones que considera necesarias para avanzar en el esclarecimiento del caso».

Este viernes 1 de abril, el equipo de expertos en fuego entregó un estudio «preliminar» de sus conclusiones, aclara el grupo de expertos del sistema interamericano.

Tras la entrega, detalla, «se entró en un proceso de diálogo sobre los pasos a dar. El GIEI asegura que tenía un acuerdo con la PGR para «manejar conjuntamente y por consenso cualquier paso en relación con dicho estudio».

El GIEI aclaró esta mañana a la PGR que si se quería transmitir un mensaje proponía «que los expertos en fuego escribieran su mensaje de consenso y se consultara entre todos ellos para asegurar que no había problemas o confusiones en el contenido».

Asimismo, subrayaron que «dicho mensaje consensuado se enviaría a la PGR y el GIEI este sábado dos de abril y que conjuntamente «se decidiría qué respuesta dar a sus peticiones de hacer público dicho acuerdo o la respuesta en los dos o tres días posteriores».

El GIEI también enfatizó en la reunión con la PGR que ninguno de los expertos «podía salir públicamente a hablar en nombre del grupo colegiado sin presentar de manera clara a los integrantes del mismo y sin explicar por qué habían sido elegidos», información que el GIEI había propuesto hacer desde el inicio, dada la importancia del trabajo que harían.

«Cuando parecía que se había alcanzado un consenso sobre los puntos antes mencionados, se nos dijo sorpresivamente que la decisión que se había tomado era de que el Sr. Torres saliera públicamente», comentan los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

«Advertimos a la PGR que eso suponía la ruptura de dos acuerdos: el de confidencialidad del proceso hasta tener resultados y cómo transmitirlos; y el de tomar las decisiones mediante el diálogo y el consenso entre PGR y GIEI», aclararon los integrantes del sistema interamericano.

En su mensaje, el Sr. Torres «hizo alusión a partes del contenido de un informe provisional que ni siquiera han sido analizadas por el GIEI y, más grave aún, señalando públicamente cosas que no fueron las explicadas al GIEI durante la reunión, ni son de consenso de los expertos de fuego».

«Es claro que alguien tomó la decisión de romper dicho acuerdo de consenso y de no escuchar las propuestas hechas por el GIEI, tomando una decisión unilateral por parte de la PGR. El 6 de septiembre de 2015, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, GIEI, presentó el Informe Ayotzinapa, Investigación y primeras conclusiones», apuntan los integrantes de la CIDH.

En él concluía que no existía evidencia de que los 43 estudiantes fuesen incinerados en el basurero municipal de Cocula en el tiempo, circunstancias y condiciones señaladas.

Frente a esta conclusión, la PGR manifestó su deseo de hacer un nuevo estudio, para lo cual solicitó el apoyo del GIEI.

En el acuerdo suscrito con el gobierno de México en octubre de 2015, en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se acordó que el GIEI apoyaría la realización de un nuevo estudio sobre la dinámica del fuego del basurero de Cocula, bajo las condicionantes de tomar de forma conjunta la decisión sobre los perfiles y la elección definitiva de los peritos y se consensuara el modo en que se realizará el estudio».

En febrero se firmó un convenio entre la PGR y el GIE en el cual se establecían las bases para realizar este nuevo estudio. También se establecía que los peritos debían guardar confidencialidad sobre el trabajo realizado y que todas las fases del estudio se realizarían de consenso, finaliza el GIEI.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.