Impacta obra teatral ‘Extrañando a mamá’

*La puesta en escena aborda el tema del cáncer de mama y cervicouterino, principales causas de muerte en la mujer.

Redacción

OAXACA, Oax. La obra teatral y dancística Extrañando a mamá impactó a asistentes
al Teatro Macedonio Alcalá el pasado domingo 29 de mayo y despertó interés y consciencia debido a que abordó el tema del cáncer de mama y cervicouterino.

 

La puesta en escena, propuesta a la Secretaría de  de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta )y y al Instituto de Danza Cascanueces, por la pequeña bailarina Aleida Ruiz Sosa y su madre Ariadna Sosa, busca hacer consciencia entre la ciudadanía sobre esta problématica y  prevenir este tipo de cáncer que afecta principalmente a las mujeres.

En México, a partir del año 2006, el cáncer de mama desplaza al cáncer cérvico uterino para ubicarse como la primera causa de muerte por cáncer en las mujer.es Anualmente, se estima una ocurrencia de 20,444 casos  en mujeres, con una incidencia de 35.4 casos por 100,000 mujeres.

En este contexto, la obra teatral y dancística logró que este fenómeno fuera sujeto de atención entre quienes abarrotaron  el teatro.

Ahí, la ama de casa Roselia González, reconoció la importancia que  mediante el arte se sensibilice a la población femenina a que se  realicen los exámenes médicos para detectar a tiempo si existe un riesgo para la salud y no esperar la muerte.

“Personalmente este espectáculo me conmovió a informarme y buscar la detección oportuna de estos padecimientos que tenemos las mujeres, pero en especial me trajo al teatro saber que de esta pequeña bailarina que es un talento, haya salido la iniciativa de abordar este tema tan crítico, simplemente por ser de vida o muerte, lo que es un tema
oportuno en este mes del Día de la Madre”.

Tras una cerrada ovación, la pequeña bailarina de tan sólo 10 años de edad, comentó sobre este montaje; “me siento muy orgullosa, pues siento que pusimos lo mejor de nosotros. Fue un tema fuerte, pero el planteamiento es muy lindo al principio, pero me sentí feliz al final”.

Y es que con el apoyo de la imagen realizada por el fotógrafo Gonzalo Gonher y con un  recorrido musical que fue de fragmentos de Las Estaciones de Antonio Vivaldi a la versión de Édith Piaf de la pieza Que nadie sepa mi sufrir, las pequeñas bailarinas de cinco años a las más avanzadas del Instituto de Danza Cascanueces iluminaron el escenario.

Mención especial merece la actuación de la bailarina y coreógrafa,  Janet García, directora del Instituto Cascanueces que acompañó a la pequeña bailarina, mostrando el manejo técnico de su cuerpo, lo mismo que el bailarín Carlos Adrián Gómez Cavero, quien ejecutó un estupendo solo que fue ovacionado por los asistentes.

En su intervención, el subsecretario de Planeación Estratégica de la
Seculta, Oscar Camarillo Maldonado, reconoció el esfuerzo de Aleida, su
madre y la maestra Janet y de cada uno de las y los bailarines que
partciiparon en esta exitosa presentación.

“Éste es un ejemplo de cómo la danza nos permite hacer conciencia de
esta enfermedad que parte de su cura está en la prevención, por lo que a
través del baile generamos conciencia, lo cual interesa también a la
Secretaría de las Culturas y las Artes, por lo que nos sumamos a esta
campaña”.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.