Demandan defensores respetar derechos humanos en Oaxaca

MVS

Al menos 19 grupos y defensores de la la libertad de expresión señalan que la «represión» ejercida contra maestros, sociedad civil y periodistas el pasado 19 de junio en Nochixtlán, Oaxaca, se inserta en la grave crisis de derechos humanos que México enfrenta en los últimos años, advertida incluso por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la relatoría especial sobre tortura de la Organización de las Naciones Unidas.

Ocho personas murieron, siete están desaparecidas, hay 21 detenidos y 108 heridos «como resultado del uso de la fuerza y armas de fuego por parte de elementos policiacos», agregaron.

El pasado fin de semana también se registró el asesinato de un periodista gráfico en Juchitán, quien en días previos se había dedicado a documentar el vandalismo y saqueo realizado por aliados del magisterio disidente.

Los expertos y defensores de la libertad de expresión apuntan que la reunión ministerial sobre economía digital de la Organización para la Cooperación y  el Desarrollo Económico (OCDE) de Cancún, «busca reflexionar sobre políticas públicas que dan forma a la economía global. Está dirigida a promover la innovación, el crecimiento y la prosperidad social. Sin embargo, se da en un contexto social y político crítico para el gobierno mexicano».

«Los incidentes en Oaxaca no pueden ser omitidos mientras México acepta tantos compromisos internacionales a favor de la apertura, la democracia y la participación», apuntan Artículo 19, la Association for Progressive Communications APC, Electronic Frontier Foundation, Idec – Instituto Brasileiro de Defesa do Consumidor y Public Knowledge entre otros.

«Se reportó que las líneas de teléfono e internet habrían sido interrumpidas, impidiendo la labor periodística y las posibilidades de comunicación de manifestantes y pobladores. Como sociedad civil mexicana e internacional, que participa en la reunión ministerial de la OCDE a través de CSISAC, consideramos que los hechos ocurridos son sumamente graves y son incompatibles con los valores que esta reunión ministerial pretende enarbolar. No existe la democracia en un contexto de violencia de Estado que no respeta la protesta».

«México debe asumir su responsabilidad por lo ocurrido y cumplir con sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos, para poder considerarse un país innovador y con prosperidad social. Como ha sugerido el Banco Mundial, los derechos humanos mejoran el crecimiento económico y en particular, la distribución de este crecimiento en la sociedad», agregan.

Finalmente, las organizaciones hacen un llamado para que la OCDE evalúe «con mayor rigor el cumplimiento de los derechos humanos entre sus estados miembros con el fin de que puedan tener un papel protagónico en la economía del siglo 21».

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.