Rancio conflicto en Enfermería deja sin clases a estudiantes

Facultad de Enfermería/Foto: archivo

 

Citlalli López

OAXACA, Oax. El conflicto apesta a quemado y a gasolina, humea tenuemente, mancha la explanada con hollín de tres bombas molotov lanzadas ocultas en la noche para disolver la toma que mantienen en la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) un grupo de catedráticos adheridos al Sindicato Universitario de Maestros (SUMA).

El conflicto expele un olor rancio, podrido por más de un año sin solución, problemática heredada de una administración a otra que nuevamente hace crisis.

Detrás de la reja metálica, remachada con candado y cadena, el grupo de 19 docentes resguarda las instalaciones, las clases están detenidas, no hay estudiantes, solo pupitres vacíos que acompañan la toma en exigencia a la asignación de cargas horarias.

“Decidimos tomar la facultad desde el domingo, el motivo principal es porque nuestras cargas académicas no las otorgado la directora, somos maestros reconocidos por la institución desde 1981”, dice uno de las personas inconformes.

Aunque no tienen asignadas las clases, a los profesores no se les ha dejado de pagar, ya que están reconocidos legalmente como catedráticos de la facultad.

Claudia Macedo Palacios, quien también es docente de la Facultad de Enfermería, asegura que dentro de este conflicto no tienen las manos metidas integrantes de la Organización 14 de Junio, perteneciente a una de las maestras que forma parte de este grupo a quienes no les han asignado cargas horarios.

En el pliego petitorio desplegado en una lona de cuelga de uno de los edificios, los manifestantes exigen la entrega inmediata de las cargas académicas al total de docentes de SUMA.

La devolución de las cuotas excesivas a estudiantes de nuevo ingreso, distribución e incremento equitativo de las cargas académicas, alto total al chantaje de los estudiantes por personas ajenas a la Facultad de Enfermería, auditoría a las cuentas propias de la facultad y la renuncia inmediata de Luisa Chávez Solano por represión a estudiantes, docentes y trabajadores de la facultad.

Durante la semana pasada la escuela de enfermería estuvo tomada por un grupo de personas que demandaron la disminución de cuotas de inscripción y espacios de nuevo ingreso.

Hasta el momento la plantilla estudiantil no ha logrado iniciar sus actividades académicas.

Con la toma de Enfermería suman dos facultades en conflicto en lo que va de la presente administración, encabezada por Eduardo Bautista.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.