Oaxaca tiene agua sólo para una década más

Citlalli López

OAXACA, Oax. El problema integral de la disponibilidad del agua plantea un escenario trágico no muy lejano para la capital oaxaqueña.

Estudios sobre el comportamiento de la lluvia, los mantos acuíferos y la contaminación de ríos realizados por instituciones, organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas, indican que el vital líquido sólo está garantizado hasta el 2030, es decir únicamente 13 años más.

En cambio sí realizarán acciones para mitigar todas estas problemáticas que están amenazando el agua, ésta podría alcanzar hasta el 2050.

Factores como la contaminación de los ríos, la escasez de lluvias, la deforestación, el crecimiento desordenado, la urbanización y la mala utilización del agua, han ido disminuyendo su disponibilidad.

Emanuel Ramírez Santiago quien es gerente operativo de la Comisión de Cuenca de los Ríos Atoyac y Salado, órgano auxiliar del Consejo de Cuenca de la Costa, facultados para generar política hídrica indicó que el problema del agua se debe de entender como un problema integral que requieren soluciones integrales y la participación tanto de instancias, pero sobre todo de la ciudadanía con un cambio de conciencia ambiental.

Sobre Valles Centrales -expuso- hay un problema de disponibilidad de agua y no de escasez, es decir que hay agua pero distribuida en sectores que no cuentan con la infraestructura adecuada; sin embargo -precisó- el agua que existe actualmente en el subsuelo se encuentra bajo grandes amenazas de contaminación y de sobre explotación que podrían terminar con ésta.

Así por ejemplo -agregó- análisis de la Red Nacional de Monitoreo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) indican que hay una gran cantidad de materia fecal en los ríos y esto disminuye la disponibilidad de oxígeno en el agua. De la misma manera se ha detectado la presencia de metales pesados que posiblemente se estén desprendiendo por un mal manejo en los basureros.

Esta situación -sostuvo- deriva en la contaminación de los mantos acuíferos, la cual se ha comenzado a notar en algunos puntos hacia la zona de San Bartolo y Santa María Coyotepec. Estudios realizados sobre la calidad de agua en los pozos que se ubican en estos márgenes del río, arrojaron que éstos presentan índices de contaminación y por lo tanto han sido clausurados porque ya no es posible su uso humano.

Aunque técnicamente es posible el rescate de los ríos para constituirse en la principal fuente de abastecimiento, este es un trabajo que no se está realizando en estos momentos.

Indicó que estas acciones tienen que ser centrales y fundamentales, ya que de no llevarse a cabo estas actividades del cuidado del agua y sobre todo el saneamiento de los ríos el agua solamente estaría alcanzado para el 2013, es decir 13 años más.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.