*Uniforman a ex empleados de seguridad de bares como policías en San Pedro Ixtlahuaca, Etla Oaxaca

Félix García

OAXACA, Oax.  Un grupo de hombres y dos mujeres con uniformes de policía municipal del municipio de San Pedro Ixtlahuaca, actúan en la más vil impunidad al operar con mucha arbitrariedad contra los ciudadanos y sin la más mínima observancia de la ley con el aval del síndico municipal, Abimael Duarte Díaz, primo del presidente municipal, Jorge Duarte.

El hecho es que la actual autoridad municipal uniformó a personas que sin haber sido capacitadas para desempeñarse como policías les dio vehículos rotulados como patrullas y sin placas y hacen y deshacen en la comunidad, golpeando a jóvenes que se atreven a cruzar miradas con los policías y por ese simple hecho han sido víctimas de “calentadas”.

Este fin de semana, ocurrió otra vez lo mismo cuando una de las patrullas municipales le dio un cerrón a un taxi foráneo del municipio de San Andrés Ixtlahuaca cuando transitaba la calle principal de San Pedro y que fue contratado para dar un servicio a la ciudad de Oaxaca donde el único pasajero fue bajado con violencia y golpeado salvajemente, por el hecho de haberse reído justo cuando rebasaban una de las patrullas.

La víctima se resistió al arresto ante la arbitrariedad por lo que fue golpeado impunemente aun ya sometido y lo más grave es que no aparecen 15 mil pesos que este hombre llevaba consigo, y que horas antes había cobrado en Jalapa del Valle producto de un adeudo y que ahora los policías municipales niegan haber sustraído.

Enterada la familia de la víctima de los hechos, acudieron de la ciudad de Oaxaca a San Pedro Ixtlahuaca, sin embargo todo el tiempo los municipales mantuvieron incomunicado al hombre y no les permitieron cruzar palabra alguna con él y aún dentro de la cárcel municipal a decir de los familiares, escucharon cuando los uniformados seguían golpeando al detenido.

Incluso los uniformados amenazaron con detener a los hijos y esposa de la víctima por el reclamo airado que todo el tiempo mantuvieron ante los policías por su forma de actuar.

Ante esta situación exigieron al comandante o director que estaba en la parte baja del palacio municipal a que llevaran a su familiar a la atención médica, hecho que hicieron, sacaron al detenido y como si fuera un animal lo arrojaron sobre la batea de una de las patrullas y lo llevaron a la Cruz Roja de la ciudad de Oaxaca.

Durante el trayecto el detenido fue sometido a una constante presión psicológica por parte de los uniformados e incluso lo amenazaron con arrojarlo de la camioneta a una barranca como lo han hecho con otros y le advirtieron que se abstuviera a las consecuencias si denunciaba el incidente.

Se sabe que dos de las mujeres con uniformes de policía en el municipio de San Pedro Ixtlahuaca, antes de ser reclutadas trabajaban en conocido bar.

En la misma noche de los hechos el reportero buscó al sindicó municipal para conocer su versión, sin embargo nunca respondió el teléfono y su hijo solo se concretó a decir que era fin de semana y que no laboraban sino hasta el lunes.

Los pobladores han dicho que ahora se tienen que guardar antes de las nueve de la noche a sus casas ante la forma de actuar de los policías y a pesar de las quejas que han interpuesto en las asambleas tanto el presidente municipal como el síndico han hecho caso omiso a los reclamos.

La secretaría de Seguridad Pública está obligada a revisar la situación de la policía municipal de San Pedro Ixtlahuaca, aunque las autoridades se escudan ahora de que se rigen por el sistema de Usos y Costumbres, pero eso no les da autonomía para actuar en la impunidad total como lo hacen sus policías municipales.



No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.