Gasolinera de Oaxaca: Foto: Jorge Luis Plata
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. El seis por ciento de la gasolina que se comercializa mensualmente en Oaxaca y las ocho regiones, es decir unos 440 mil litros provienen presuntamente de la operación de grupos denominados “huachicoleros”, “chupaductos” o bien, del robo directo a los auto-tanques.

Se estima que por esa actividad las ganancias alcanzan unos ocho millones de pesos, según datos de Ramón Loredo González, presidente de la Unión de Gasolineros de Oaxaca.

Por lo pronto, reveló que las autoridades han detectado un foco rojo, por la sustracción del combustible en una zona donde los ductos atraviesan  las comunidades de Matías Romero, San Juan Guichicovi y Jalapa del Marqués, esto en el Istmo de Tehuantepec y que provienen de la refinería de Pemex, Antonio Dovalí Jaime, en el puerto de Salina Cruz.

El sitio también es conocido por los constantes atracos cometidos por otros grupos de la delincuencia organizada que despojan a los operadores de los tanques, para poder vaciar el contenido y en seguida abandonarlos en diferentes puntos.

De acuerdo al empresario, cada estación de servicio comercializa en Oaxaca, alrededor de 400 mil litros de gasolina por mes, estimando un total de litros vendidos en 74 millones.

Sin embargo, destacó que los “huachicoleros” tienen una zona de influencia en la región de la mixteca, en donde comercializaban hasta el 20 por ciento de la venta, no obstante por los operativos de las autoridades, se ha ido reduciendo.

Explicó que la cercanía con el estado de Puebla y la zona recién descubierta como la principal extractora de combustible, generaba que en algunas estaciones de servicio de la región mixteca, llegara ese producto.

Actualmente, ya no hay tal incidencia, aclaró, Loredo González. Refirió que con el 70 por ciento de los empresarios del ramo en Oaxaca, tienen el pulso de las pérdidas o ganancias de la venta de gasolina.

Advirtió que las autoridades deberían de poner más atención en ese conflicto y eliminar las ventas al menudeo, que se hacen incluso a lo largo de las carreteras. “Entre una gasolinera y otra se pueden encontrar sitios donde se expende el producto, muchas veces robado”, declaró.

No obstante, no negó que los “huachicoleros” tengan influencia en las comunidades de la entidad cercanas al estado de Puebla. Ahí, reiteró es donde se concentran las mayores ventas clandestinas y lamentó que esta práctica no se pueda evitar, porque a fin de cuentas ellos venden el litro de gasolina más barato.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.