Foto: archivo
Citlalli López

OAXACA, Oax. El crecimiento de la delincuencia en el primero cuadro de la ciudad de Oaxaca de Juárez, no solo ha sembrado el terror entre el comercio establecido, también lo ha hecho con los peatones.

Las calles del primer cuadro de la ciudad se han vuelto uno de los blancos preferidos de los amantes de los ajeno, quienes han adoptado nuevos mecanismos de asalto para pasar desapercibidos o llamar lo menos posible la atención.

Una de las formas en la que se han presentado los asaltos a peatones los cometen las mujeres, quienes se acercan a sus víctimas de manera muy familiar.

Una vez establecido el acercamiento, el siguiente paso es indicarle que no voltee y entregue las cosas de valor sin tratar de gritar.

“Trabajo en Telmex y me mandaron a checar una calle, mientras estaba buscando la calle, venía normal y voltee, vi que venía bastante gente pero no puse atención, en una esquina llegó una señora, me puso un arma en la espalda, me dijo que no volteara y soltara con cuidado la mochila, me dijo que siguiera caminando y cuando volví a voltear ya no había nada, fue sobre la calle de Colón”, narró un testimonio.

Debido a que estos tipos de delitos no son denunciados por considerar que son pérdida de tiempo, muchos de los asaltos se quedan en la cifra negra.

Los colonos establecidos en el Centro Histórico señalaron que los robos son constantes y la única forma que tienen de contrarrestar es hacer justicia por propia mano.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.