Feria y verbeneros en el Zócalo de Oaxaca/Foto: JLP (archivo)
Citlalli López

OAXACA, Oax. Y sí, los chachacuales se fueron, pero … no se fueron. Además de haber dejado una estela de basura y orines, los verbeneros adheridos al sector popular del PRI, la Confederación Mexicana de Trabajadores (CTM) que la madrugada del jueves se habían instalado en el zócalo capitalino, dejaron el espacio pero no así las siete calles que los circundan.

Salvo los juegos mecánicos que fueron retirados en su totalidad, otros aproximadamente 500 comerciantes se mantuvieron establecidos en Guerrero, dos calles de Hidalgo, Valdivieso, Trujano, Flores Magón y Bustamante.

El delegado de comercio de la CTM, Mariano Miranda, señaló que se encuentran en pláticas para la reinstalación de los juegos mecánicos en otro punto de la capital, tentativamente a un costado del estadio de béisbol o en sus alrededores.

Sin embargo, no pudo explicar la razón por la que se determinó levantarse del lugar.

Así, repentinamente como habían llegado la madrugada del jueves, de la misma manera los 40 juegos mecánicos se retiraron sin mayor aspaviento de la plaza de la constitución, que sólo a un día de haberse instalado ya había generado pérdidas económicas a los restauranteros establecidos en los portales así como a los locatarios del kiosco.

Pero a pesar de esta retirada, el corazón del Centro Histórico no se mostró del todo libre ya que frente a Palacio de Gobierno continuaron puestos informales que aprovechando la presencia de un grupo de desplazados de la Villa de Zaachila, se extendieron a sus anchas.

Para el comercio formal establecido, la presencia de los verbeneros significa un golpe más a su lastimada economía ya que los puestos estorban el acceso y la visibilidad a cada uno de los locales.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.