Toneladas de basura en las riberas del río Atoyac, en Oaxaca/Foto: Jorge Luis Plata
Citlalli López

OAXACA, Oax. Durante los últimos dos días, el ayuntamiento de Oaxaca de Juárez acumuló miles de toneladas de basura sobre al menos cien metros lineales del margen del río Atoyac.

Mientras, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) confirmó que el predio está en concesión del municipio capitalino para su resguardo, pero que «de ninguna manera» podía ser utilizado para tal fin.

El director general de servicios municipales del ayuntamiento capitalino, José Ángel Álvarez, señaló que el lugar establecido entre el puente vehicular Bicentenario y el peatonal California, fue habilitado como “módulo de transferencia momentánea”.

El funcionario sostuvo que “la basura duró ahí dos días nada más y el lugar está operado por trabajadores del municipio”, sin embargo sobre este predio estuvieron retroexcavadoras con el logotipo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

“Fue un módulo de transferencia momentánea, duró la basura ahí dos días, está ocupado por el municipio, estamos calculando que cantidad de basura se acumuló”.

El funcionario evitó –colgando la llamada en dos ocasiones- contestar si contaban con permiso de la Comisión Nacional de Agua y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente para utilizar el río como basurero temporal.

“La contaminación existía en toda la ciudad, lo único que hicimos fue recoger y llevarla a un punto en donde hubiera más gente para su acopio momentáneo”, declaró.

Aprovechando la contingencia que existe en la capital y sus municipios conurbados por el bloqueo al tiradero establecido en Zaachila, el sindicato adherido al Partido Revolucionario Institucional (PRI), también habilitó camionetas de carga para cobrar por el servicio en las calles de la capital. Los desperdicios recolectados fueron llevados al “módulo de transferencia” en el río.

Sin ninguna restricción, los trabajadores manipularon tres retroexcavadoras en trabajos de compactación de la basura.

Además del foco de contaminación por la presencia de fauna nociva y moscas, los desperdicios domiciliarios acumulados en la ribera comenzaron a desprender lixiviados, es decir, líquidos producto de la descomposición y de las lluvias, los cuales escurren hacia la poca agua que arrastra el Atoyac.

El grupo de al menos diez personas que ayer se encontraban en el sitio señalaron a Marcos Sánchez, líder de la CTM en Oaxaca, como autorizado para brindar información al respecto. A pesar de que este diario acudió a sus oficinas para poder contactarlo, no fue posible obtener entrevista.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.