Ilustración

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. La Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) prevé multas a partidos, candidatas y candidatos que participaron en la elección del pasado 4 de junio por 871 millones de pesos, cifra superior a la que gastaron en las que fue de 796 millones de pesos, principalmente las sanciones se dan por gasto no reportado y rebase de tope de gastos de campaña.

Al salir de la reunión privada, el consejero que preside dicha comisión, Enrique Andrade indicó que fueron 150 los rebases de topes de campaña que se dieron en las elecciones de Nayarit, Veracruz y el que más destaca es el caso  de los candidatos a gobernador de Coahuila, el priista Miguel Riquelme y el panista Guillermo Anaya.

Los dictámenes traen un rebase de topes de campaña por más del 5 por ciento, en algún caso tenemos 30 por ciento de rebase de topes de campaña en el caso del PRI, en el caso de la coalición del PAN cerca del 26 por ciento de rebase, por lo pronto se presentará así al Consejo General».

Asimismo, indicó que en los casos de las denuncias de Eva Cadena para que investigará de donde provienen los recursos que le entregaron y la interpuesta por la organización ahora y Morena, sobre el involucramiento de la empresa OHL en el financiamiento de la campaña electoral del PRI en el Estado de México y a nivel federal, fueron declaradas improcedentes, pero en el último caso darán vista a la PGR, la Secretaría de la Función Pública, Banobras y la Auditoría Superior de la Federación para que sigan investigando.

«La prueba se considera una prueba de carácter ilícito, entonces por eso se determina improcedente -OHL cómo quedo consejero- es una queja que se van a dar varias gustas a autoridades que consideramos competentes para resolver está queja, es una queja complicada se le está proponiendo vista a la Auditoría Superior de la Federación, se le está proponiendo al OPLE del Estado de México, a la Contraloría del Estado de México, a la SFP y al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, a la contraloría de Banobras para que sigan investigando los hechos que fueron denunciados».

Sin embargo, el consejero Ciro Murayama descartó que las sanciones a partidos y la fiscalización estricta sea «una forma de recuperar credibilidad ante los ciudadanos».

«Hacemos una fiscalización muy exhaustiva, imparcial y no está hecha con ninguna motivación política, no nos interesa qué partido es sancionado, sino nos interesa reivindicar a la política como un ejercicio que se puede hacer dentro de cierto juego limpio, que las normas se deben de cumplir y quién se las gasta y tiene gastos no comprobados y financiamiento opaco será sancionado, nosotros no estamos haciendo la fiscalización oyendo ni a los jugadores, ni a la gradería».

Sobre las quejas de los partidos de inconsistencias en las cifras de fiscalización, Murayama indicó que existe una multa por cada representante de casilla de partido que no acreditó que lo hizo de forma voluntaria, por lo que ese criterio aumento el gasto de los partidos y sus candidatos.

El dictamen de rebase de tope de gastos de campaña y las multas a partidos se discutirá el próximo viernes en el Consejo General del INE e informarán al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que califique la elección y en su caso declare la posible nulidad de los comicios en Coahuila.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.