* En los últimos días el canal de cable estadunidense se ha visto afectado por piratas cibernéticos.

MVS

NUEVA YORK. Lo peor que puede pasar si se tiene un gran secreto es que sea destapado antes de tiempo y algo así le está sucediendo a la cadena HBO, que se encuentra contra las cuerdas por las filtraciones y los ataques de «hackers» que están afectando especialmente a su superproducción «Game of Thrones».

Esta desafortunada semana para HBO comenzó el lunes con una intromisión de piratas cibernéticos, que se hicieron con capítulos de algunas de sus series y grandes cantidades de información de la cadena, y terminó el viernes con la filtración del próximo episodio de «Game of Thrones» debido al error de una televisión india.

«HBO ha experimentado recientemente un incidente cibernético que resultó en la puesta en peligro de información patentada», señaló el lunes el canal al reconocer el ataque de los «hackers».

«Investigamos el incidente y estamos trabajando con las fuerzas del orden y compañías de ciberseguridad. La protección de datos es una gran prioridad en HBO y nos tomamos con seriedad nuestra responsabilidad de proteger la información que poseemos», añadió.

Pronto aparecieron en la red episodios inéditos de las series «Ballers», «Insecure» y «Room 104» y, aunque en ese momento no se filtraron nuevas imágenes de «Game of Thrones», una sinopsis del cuarto capítulo de su séptima temporada, que se emitirá mañana domingo, empezó a circular en internet.

Los presuntos responsables del ataque aseguraron haber obtenido 1,5 terabytes de datos de la compañía y amenazaron, además, con liberar más contenidos este domingo.

Para contrarrestar los golpes de los piratas, el presidente de HBO, Richard Plepler, aseguró el miércoles en un mensaje a sus empleados que los «hackers» no habían penetrado en el sistema de correo electrónico de la compañía.

Los ataques cibernéticos se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para los gigantes del entretenimiento en los últimos tiempos.

En 2014, Sony sufrió la grave intromisión de unos piratas que extrajeron numerosa información de la compañía, datos personales de sus empleados y películas como «Fury», «Still Alice» o «Mr. Turner».

Esta acción, supuestamente orquestada por Corea del Norte como respuesta a la comedia «The Interview» sobre el líder coreano Kim Jong-un, provocó la dimisión de la copresidenta de Sony Pictures Entertainment, Amy Pascal.

De la misma forma, la quinta temporada de la serie «Orange Is The New Black» fue desvelada antes de hora este año tras un ataque a la plataforma digital Netflix.

El final de esta semana no fue menos agitado para HBO ya que, en una circunstancia completamente ajena a la ofensiva de los «hackers», el cuarto capítulo de la séptima temporada de «Game of Thrones», titulado «The Spoils of War», apareció en las redes dos días antes de su emisión.

En esta ocasión, la brecha de confidencialidad se debió al grupo de comunicación indio Star TV, con sede en Bombay, que reconoció ser el responsable del error.

El medio especializado Variety informó que no se trata de la primera vez que episodios de «Game of Thrones» ven la luz con antelación: cuatro entregas de la quinta temporada se filtraron en 2015 y un capítulo de la sexta apareció en la red por un error de su servicio HBO Nordic.

Las revelaciones inesperadas o indeseadas en el caso de «Game of Thrones» adquieren un especial dramatismo para la compañía y sus fans, ya que la producción de la serie está rodeada del máximo secretismo, especialmente después de que el show dejara atrás las novelas de George R.R. Martin en las que se inspira y relate historias que todavía no han podido leerse en los libros.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.