Labores de rescate en la CDMX/Foto: REUTERS/Henry Romero
Citlalli López

OAXACA, Oax. Su trabajo y valor es motivo de orgullo. Son Viridiana Camarilla Hernández y Martha Patricia Miranda Alcántara, dos oaxaqueñas paramédicas y rescatistas sumadas a las labores de ubicación de sobrevivientes del sismo del pasado 19 de septiembre en la Ciudad de México.

Viridiana, una joven de 26 años de edad, quien desde hace tres pertenece a la Cruz Roja Mexicana, señala que desde que ingresó a la institución fue enseñada con el deber de ayudar y cuidar de las demás personas de manera voluntaria.

Ella es técnica en urgencias médicas. Aunque será la primera vez que se enfrente a una devastación como la ocurrida en la Ciudad de México, ha conocido de frente el rostro del peligro en distintos rescates por deslaves en el estado de Oaxaca.

Uno de estos episodios ocurrió en Miahuatlán, en donde una persona quedó enterrada en su coche por el deslave de un cerro. “La persona fue rescatada con vida”, recuerda como parte de una de sus experiencias en este trabajo.

El miedo, enfatiza, siempre está presente en este trabajo “pero lo que se tiene que hacer –señala- dejarla de lado.

“Se siente mucho miedo y muchos nervios, pero los tenemos que dejar a un lado porque la vida de una persona depende de nosotras”, expresó Viridiana.

Martha Patricia tiene 27 años, es médica general y paramédica egresada de la Universidad Regional de Sureste (URSE); el deseo por dedicarse a labores de atención médica en accidentes y zonas de desastre le surgió siendo una niña.

Una de las intervenciones que más recuerda es la de un accidente en la carretera federal 190 en una volcadura de carro.

La persona de 22 años había sufrido un traumatismo craneoencefálico severo. El joven fue trasladado al hospital en donde ya lo esperaba su madre. Al llegar ahí la mujer abrazó a Martha en señal de agradecimiento.

“Ese tipo de expresiones es lo que nos alimenta en el trabajo”, afirmó.

“Siempre me ha llamado la atención el voluntariado y en lo que pueda ayudar, en otras ocasiones he participado en victimas de trauma”.

Ambas mujeres forman parte del equipo que viajó con Balto, el perro rescatista hacia la Ciudad de México. En este grupo también participa el técnico en urgencias médicas Gonzalo Altamirano de 22 años de edad, encabezados por Fausto Martínez Chávez, rescatista y entrenador de Balto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.