El presidente Enrique Peña Nieto en Juchitán / Foto: Cortesía
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. En su última visita al municipio de Juchitán de Zaragoza, en la región del Istmo de Tehuantepec donde entregó más tarjetas de apoyo para la reconstrucción de viviendas afectadas por los sismos, el presidente Enrique Peña Nieto confesó que la demolición de casas y retiro de escombros ha significado una complicación para el proceso de reconstrucción.

En Juchitán una de cada cuatro casas están afectadas de las 63 mil que resultaron siniestradas en Oaxaca, Juchitán es el municipio con más daños de los 41 que resultaron con severas afectaciones.

Es ahí, donde el gobierno federal y estatal van a un ritmo menos acelerado, por la complicación que han tenido en la demolición de casas y retiro de escombro, admitió el mandatario federal.

Sin embargo, destacó que es el municipio donde más ha llegado equipo y maquinaria para apoyar en la demolición y agilizar el proceso de reconstrucción.

En Juchitán son alrededor de siete mil 400 casas las que tienen que ser demolidas por daños totales o parciales, a la fecha se han demolido más de un mil 500 casas y será a finales del mes de noviembre cuando se podría culminar con esta parte del proceso, anunció Peña Nieto.

Fue el pasado 31 de octubre cuando Peña Nieto y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa asistieron al estadio de béisbol de Juchitán de Zaragoza para continuar con la distribución de apoyos.

La semana pasada anunciaron la entrega de siete mil 400 apoyos para las familias con viviendas dañadas totalmente y siete mil 600 más para viviendas con daño parcial.

Peña Nieto recordó que el proceso de reconstrucción será por medio de la contrataciones de empresas constructoras de vivienda y la auto construcción libre por parte de los beneficiarios, para esta última opción deben de contar con la asesoría calificada para una construcción de calidad.

En este mes de noviembre, el gobierno federal ha dispuesto la entrega de dos ministraciones de apoyo en uno solo con el fin de acelerar el proceso que se ha visto mermado por los trabajos que han tardado más de lo esperado.

En el rubro educativo, Peña Nieto sostuvo que continúan los trabajos en más de mil escuelas afectadas por los sismos, consistes en la reparación de daños parciales y en el caso de las escuelas con pérdida total, se dispondrán de más aulas y áreas provisionales para que las alumnas y alumnos puedan regresar a clases en el mes de noviembre.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.