Centro Escolar Juchitán/Foto: archivo
Sayra Cruz

OAXACA, Oax. A más de dos meses del sismo del 7 de septiembre, el reinicio del ciclo escolar en la región del Istmo de Tehuantepec no se ha dado, tanto por la negativa de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), como por la falta de espacios provisionales, reportaron fuentes del gobierno estatal y de la gremial.

De las 26 escuelas a demoler, 14 que corresponden al nivel de Educación Básica están en proceso de destrucción, entre ellas el Centro Escolar de Juchitán, a donde asistían mil alumnas y alumnos.

Éste último ya cuenta con un avance significativo y podrá quedar en los próximos días, según los reportes.

Así también en avance en la edificación de las aulas provisionales presentan un avance del 90 por ciento, siendo las estructuras alternas el espacio donde continuarán con la formación educativa del estudiantado.

De las 300 aulas a prefabricar, 36 corresponden a la escuela más grande Juchitán, la cual se4 encuentra en la etapa final y con el visto bueno de las madres y padres de familia, docentes y alumnado.

Las clases en este espacio podrían reanudarse en los próximos días, según las estimaciones de los funcionarios.

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) dio a conocer que en 535 escuelas de la región del Istmo, la más afectada por los sismos, se garantizaría en regreso a las aulas con las provisiones necesarias; no obstante, los integrantes de la Sección 22 se rehusaron al asegurar que no existen condiciones para que las alumnas y alumnos estén en esas instalaciones.

La dirigencia magisterial estará incluida en la comisión que revisará el tema de las escuelas, así como el retorno a las aulas, como una de las peticiones que hicieron al gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

El vocero de la Sección 22, Wilber Santiago Valdivieso, señaló que regresarán a las aulas en esa región cuando las condiciones así lo garanticen.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.