Afectaciones por sismo en el Istmo de Tehuantepec / Foto: Jorge Luis Plata
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Hoy se cumplen dos meses del sismo del pasado 7 de septiembre de 8.2 es escala de Richter, que azotó severamente a la región del Istmo de Tehuantepec y dejó miles de afectaciones, casas derruidas y más de 80 personas muertas en 41 municipios.

En medio de la etapa de reconstrucción, el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, aseguró que la etapa de emergencia va quedando atrás, van en la ruta correcta en la etapa de reconstrucción que culminaría en el 2018.

Entrevistado al término de la puesta en marcha de actividades de 27 nuevos planteles del Telebachillerato Comunitario, que darán acceso a la educación del nivel Medio Superior en 24 municipios de las ocho regiones, puso como ejemplo que en Puerto Rico, nación azotada por un huracán, sigue el 70 por ciento sin energía eléctrica.

En el caso de Oaxaca, se restableció la luz en tres días, no hubo un solo disturbio de seguridad, no han existido un brote epidemiológico de enfermedades, hay atención medica suficientes.

El pasado domingo se entregaron las 63 mil tarjetas con recursos para los damnificados, se registra un avance del 50 por ciento de la demolición de casas y recolección de escombros.

Se mantiene el apoyo para la reconstrucción de 11 mercados, se ha iniciado el proceso de reconstrucción de las 688 escuelas que requieren rehabilitación y han regresado la mayoría de alumnas y alumnos a clases.

Murat Hinojosa, reconoció que definir los tiempos de reconstrucción es difícil y él se daría todo el año 2018 para tener avances finales, aun cuando concedió que la idea es culminar la reconstrucción lo más rápido posible.

En el caso de los presuntos pagos irregulares y tarjetas clonadas, concedió que habrá incidencias y en todos los casos, éstas se van atender por las autoridades responsables.

En su última visita al municipio de Juchitán de Zaragoza, donde entregó más tarjetas de Apoyo para la Reconstrucción de Viviendas afectadas por los sismos registrados en septiembre pasado, el presidente Enrique Peña Nieto confesó que la demolición de casas y retiro de escombros ha significado una complicación para el proceso de reconstrucción de los municipios devastado.

En Juchitán una de cada cuatro casas está afectada de las 63 mil que resultaron siniestradas en la entidad.

Juchitán es el municipio más siniestrado de los 41 que resultaron con severos daños.

Sin embargo, destacó que es el municipio donde ha llegado mayor cantidad de equipo y maquinaria para apoyar en la demolición y hacerlo lo más rápido posible.

En Juchitán son alrededor de siete mil 400 casas las que tienen que ser demolidas por daños totales o parciales, sin embargo a la fecha se han demolido más de mil 500 casas.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.