Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. El Sistema de Alertamiento Sísmico de Oaxaca (SASO) que resultó averiado por el pasado temporal del Frente Frío número 25 está ya en fase de pruebas, personal de la empresa operadora Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires) se trasladó a Oaxaca y junto con el personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO) rehabilitaron ya las dos antenas caídas en la Sierra Norte, la de Cuajimoloyas y la de Humo Chico, confirmó el jefe del Departamento de Análisis de Riesgos de la dependencia, Miguel Morales Díaz.

La CEPCO también indicó que la inversión de esta reparación fue de 3 millones de pesos aportados por el gobierno de Oaxaca.

El especialista declaró que el sistema nunca dejó de funcionar, fueron dos de las 36 estaciones sensoras instaladas en el estado las que colapsaron, el resto seguía funcionando, al igual que las 11 estaciones repetidoras.

Señaló que en Cuajimoloyas se instaló una nueva torre, mientras que en Humo Chico temporalmente el sistema de seguridad del Centro de Control, Comando y Comunicación (C4) accedió a que el sistema se coloque en su antena, sin embargo en breve tendrá que erigirse una antena propia nuevamente, “el sistema está listo, sin embargo continua la fase de pruebas y esta misma semana quedará al 100 por ciento”, aseguró Morales Díaz.

Es importante mencionar que Oaxaca es el único estado del país que cuenta con su propio sistema de alertamiento sísmico, al ser nuestra entidad la que registra el grueso de sismos año con año, y alimenta a su vez los sistemas de otros estados, sin embargo el funcionario precisó que la responsabilidad respecto a la reparación del sistema es para Oaxaca y los oaxaqueños.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.