Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. La refrigeración inadecuada, escasa higiene de los manipuladores de alimentos, cocción insuficiente, manipulación y conservación a temperaturas de riesgo y contaminación de alimentos crudos representan un riesgo para la aparición de las enfermedades transmitidas por alimentos.

Con motivo del inicio de la temporada de calor, la Secretaría de Salud y Bienestar Social resaltó, en un comunicado que la contaminación alimentaria se presenta por la invasión de microbios patógenos en la elaboración, manipulación, transporte y distribución al público de los alimentos, y a veces, originada por el consumidor.

La dependencia añadió que las intoxicaciones alimentarias aparecen como consecuencia del consumo de alimentos contaminados por bacterias o toxinas que están presentes en el ambiente, agua, suelo, aire, en el propio hombre y en todos los seres vivos, plantas y animales.

Para evitar la aparición de estas enfermedades se requiere la aplicación de reglas de manejo higiénico de alimentos, entre las cuales se encuentran el lavado de manos antes y durante la preparación de alimentos y después de ir al baño.

Asimismo, separar los alimentos crudos de los cocinados y de los listos para comer; cocinar completamente los alimentos; no dejar alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de 2 horas; refrigerar lo más pronto posible los alimentos cocinados, y lavar las frutas y hortalizas, especialmente si se comen crudas.

Señala que los alimentos insalubres causan más de 200 padecimientos, mismos que van de diarrea hasta el cáncer, de tal manera que estas enfermedades pueden ser mortales, especialmente en menores de cinco años, quienes soportan un 40 por ciento de la carga atribuible a estas intoxicaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.