Patricia Briseño

OAXACA. Oax.- Obdulia, madre de tres hijos y habitante de Santa María Xadani, se recupera paulatinamente de las privaciones y el dolor que le dejaron los sismos de septiembre del año pasado, cuando una parte de su vivienda derrumbó  y su matrimonio se fracturó.

“La cocina de la casa se vino abajo. Mi cocina querida y necesaria, pues además de ser el espacio donde preparé los alimentos para mis hijos, también era mi lugar de trabajo, pues ahí guisé los antojitos que diario vendía de casa en casa ”.

Sin embargo, el colapso más difícil de sortear fue la separación de su pareja, ocurrida en esas fechas, septiembre de 2017.

“Decidió ( mi esposo) irse y dejarnos entre los escombros. Él desatendió su responsabilidad, como cabeza de familia y padre de tres hijos”, comenta.

Sin embargo, cuenta, el tiempo  no estaba para llorar o sumergir en la tristeza. «Mis hijos me apoyaron a retirar los escombros y rescatar los ladrillos enteros. Ellos y yo mantuvimos la ilusión de ser beneficiados con  el censo de la Secretaria de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu),  pero esto no sucedió».

La vivienda de Obdulia y sus tres hijos no estuvo considerada en el padrón de damnificados, porque el 70 por ciento quedó en pie. “Me condicionaron el recurso federal, “sí y sólo sí”, accedía a derrumbarla totalmente. Los rechacé”, recuerda.

Poco a poco, la mujer zapoteca de 35 años nuevamente preparó  antojitos, fruta fresca picada y dulces típicos para su venta; volvió a caminar las calles de Xadani, ahora acompañada por sus hijos, debido a que las clases en las escuelas son irregulares porque esperan la reconstrucción.

Al paso de los meses, junto con otras mujeres, Obdulia vio la posibilidad de instalarse en el parque central de la localidad para preparar meriendas y cenas.

Ahora, desde la plaza central de Xadani observa que la economía de su pueblo se recupera poco a poco, pues el circulante de dinero se gasta en la comunidad.

“Entre nosotros, nos echamos la mano. No nos abandonamos y nos mantenemos firmes”, refiere.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.