Representantes de organizaciones defensoras de los recursos naturales en Conagua Oaxaca/Foto: Jorge Luis Plata
Citlalli López

OAXACA, Oax. Con un amparo contra el decreto de levantamiento de veda en 300 cuencas hidrológicas de México, establecido por el presidente Enrique Peña Nieto, comunidades indígenas de Oaxaca buscarán la derogación de la disposición federal que instrumenta el camino para entregar la certeza jurídica al sector privado, indicaron.

Ayer jueves, representantes de 10 organizaciones defensoras de los recursos naturales entregaron al organismo operador de la Cuenca Pacífico Sur, de la Comisión Nacional del Agua, un documento en donde exigen la cancelación de los proyectos hidroeléctricos La Parota, Paso de la Reina y el proyecto Usila, los cuales consideraron, podrían verse beneficiados con el levantamiento de la veda.

El escrito fue firmado por el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios Tequio y Jurídico, Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca, Servicios para una Educación Alternativa, Servicios del Pueblo Mixe, por citar algunos.

Ahí mismo realizaron una protesta pacífica, en la que desplegaron pancartas y mantas en las que se leían frases en defensa del recurso natural y de rechazo a su privatización. Asimismo, acusaron al presidente de México de “vende patrias” por el decreto del 6 de junio.

“Levantar las vedas para crear zonas de reserva parcial, más allá de ser una protección jurídica sobre las aguas superficiales para garantizarlas a futuras generaciones y preservar el equilibrio ecológico, como lo pretenden hacer ver la Conagua, Semarnat, tienen efectos jurídicos totalmente contrarios, ya que flexibilizan el uso y aprovechamiento del agua a empresas trasnacionales y a empresas privadas interesadas”, señaló uno de los manifestantes.

La directora del Centro de Derechos Indígenas «Flor y Canto», Carmen Santiago Alonso, precisó que los abogados ya preparan una estrategia legal para echar atrás el decreto.

Hasta el momento se analiza la ruta jurídica para determinar si será a través de un juicio de amparo o una controversia constitucional la ruta a seguir.

Precisó que uno de los ríos amenazados por este decreto es el río Verde, en donde desde hace 10 años las comunidades aledañas se oponen a la construcción de un proyecto hidroeléctrico en Oaxaca.

Explicaron que el decreto de levantamiento de veda está sustentado de aguas nacionales, el cual establece que en una zona vedada no se autoriza ningún aprovechamiento de agua adicional a los establecidos previamente a su promulgación, en cambio, en una zona de reserva se pueden realizar, aunque con algunas limitaciones.

La explotación, uso o aprovechamiento de la proporción o la totalidad de las aguas disponibles con la finalidad de prestar un servicio público, implantar un programa de restauración, conservación y preservación o cuando el Estado resuelva explotar muchas aguas por causas de utilidad pública.

En este sentido, llamaron a los pueblos y comunidades, organizaciones sociales, autoridades municipales y agrarias a ejercer el derecho a la libre determinación; a las diferentes organizaciones defensoras de los derechos humanos a pronunciarse y exigir al gobierno mexicano el respeto a los derechos territoriales de los pueblos indígenas y la no mercantilización de los bienes naturales que se encuentran dentro de su territorio.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.