Citlalli López

OAXACA, Oax. En Oaxaca, la Fiscalía General de Justicia camina lento. Mientras que en Puebla hay cinco detenidos por asesinato de una candidata y una regidora; en Oaxaca, a cuatro días del triple asesinato en Juchitán de Zaragoza, la instancia de procuración de justicia no tiene avances.

Los asesinatos, en Puebla y Oaxaca ocurrieron con una diferencia de horas. La detención realizada en el estado vecino ocurrió poco después del ataque en contra de la candidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Juana Iraís Maldonado y de la regidora, Erika Cázares. En la entidad, el personal de la fiscalía ha caminado de manera lenta.

“No tengo hasta ahorita ninguna noticia, quedaron que si había avances de llamarme, hasta ahorita ninguna noticia, ninguna”, señaló la periodista, Soledad Jarquín Edgar, madre de María del Sol Cruz Jarquín, una de las personas asesinadas la madrugada del sábado en el municipio istmeño.

Cruz Jarquín de 27 años de edad se desempeñaba como fotógrafa en la campaña de Hageo Montero, candidato a la presidencia municipal de Juchitán. Fue asesinada junto con Pamela Terán, integrante de la planilla de Hageo, así como el chofer de la candidata, de nombre Adelfo.

Las investigaciones continúan su curso, sin embargo, no han dado resultado que den con la detención de las personas responsables.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.