Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. Un estudio, demostró que las personas con problemas cardíacos o que están en riesgo de desarrollarlas, ignoran los consejos médicos y no realizan suficiente ejercicio para su mejora.

Los nuevos tratamientos médicos ayudan a las personas a vivir más tiempo a pesar de estos problemas de salud; sin embargo, su atención provoca una carga creciente en los sistemas de salud pública en todo el mundo.

El estudio que se llevó a cabo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Adelaida, analizó los hábitos de ejercicio de tres mil personas de la población general en el sur de México y el sur de Brasil.

David A. Gonzalez-Chica subrayó que investigaciones anteriores tienden a evaluar los beneficios de los hábitos de ejercicio de los pacientes con enfermedad cardiovascular, quienes siguen un plan de ejercicio desarrollado por su médico.

Afirmó que existe evidencia de que más del 70 por ciento de las personas que sufren o corren el riesgo de desarrollar una afección cardíaca debido a diabetes, presión arterial alta o colesterol alto, no siguen un programa adecuado de ejercicio regular moderado o vigoroso.

Comentó que lo anterior es crítico para evitar complicaciones adicionales e incluso mortalidad, y que la magnitud de este problema de salud pública es subestimada.

Aseveró que las personas con problemas cardíacos viven más tiempo, especialmente en países de altos ingresos como México, pero reconoció que su calidad de vida a largo plazo disminuye porque evitan hacer ejercicio.

Recordó que lo recomendable son al menos 150 minutos de actividad física a la semana, y comentó que que las muertes debido a enfermedades del corazón representan hasta el 31 por ciento de los fallecimientos en todo el mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.