Ilustración

Notimex

MADRID. Asumir la identidad de Albert Einstein en un juego de realidad virtual puede incrementar el rendimiento en las tareas cognitivas, mejorar la autoestima e incluso superar los prejuicios contra la gente mayor, sugiere un estudio publicado en la revista Frontiers in Psychology.

Los programas de simulación «pueden crear la ilusión de un cuerpo virtual que sustituye el tuyo» mediante una «encarnación virtual», explicó Mel Slater, investigador de la Universidad de Madrid (España), responsable del estudio.

La investigación consistió en crear «un ambiente virtual inmersivo», en el que los participantes del experimento podían ver un «nuevo cuerpo reflejado en un espejo», de modo que el avatar se correspondía «exactamente con todos sus movimientos», creando «una poderosa ilusión de que ese cuerpo virtual es el propio».

Posteriormente, los participantes fueron provistos de cascos de realidad virtual y de trajes con sensores que miden los movimientos corporales.

La mitad del grupo debió asumir el cuerpo virtual de Albert Einstein, el físico alemán naturalizado estadunidense, considerado el Padre de la Física Moderna y uno de los más influyentes del siglo XX.

Los otros quince integrantes utilizaron personajes normales con cuerpos de hombres adultos.

Al completar una serie de ejercicios en el ambiente virtual, los participantes fueron sometidos otra vez al mismo tipo de pruebas que al comienzo.

Esta vez, aquellos integrantes del experimento que habían personificado a Einstein obtuvieron un mejor rendimiento cognitivo, especialmente los que tenían una autoestima baja. Además, este grupo redujo su nivel de parcialidad hacia las personas mayores.

«Es posible que esta técnica pueda ayudar a la gente con el autoestima baja a desempeñarse mejor en las tareas cognitivas», así como «podría ser de utilidad en la educación», concluyó Slater.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.