Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. Millones de personas toman más de cinco medicamentos al día pero en ocasiones los efectos secundarios son inevitables, por lo que ingenieros de la Universidad de Stanford realizaron una investigación e identificaron cómo predecir esos efectos a través de la inteligencia artificial.

La especialista en informática, Marinka Zitnik, explicó que el problema es que con tantos medicamentos en el mercado de Estados Unidos, sería prácticamente imposible probar un nuevo fármaco en combinación con todos los demás porque solo para uno serían cinco mil nuevos experimentos.

Por ello, la especialista junto con su equipo de trabajo, los profesores de computación Monica Agrawal y Jure Leskovec, describieron un sistema de inteligencia artificial para predecir, no simplemente rastrear, los posibles efectos secundarios de las combinaciones de fármacos.

Ese sistema, llamado «Decagon», podría ayudar a los médicos a tomar mejores decisiones sobre qué medicamentos recetar y así auxiliar a los investigadores a encontrar mejores combinaciones para tratar enfermedades complejas.

En un comuniado, la Universidad de Stanford explicó que existen alrededor de mil efectos secundarios conocidos y cinco mil medicamentos en el mercado, lo que genera casi 125 mil millones de posibles efectos secundarios.

Por tanto, los expertos se dieron a la tarea de estudiar cómo las dosis de medicamentos pueden afectan «la maquinaria celular» y definieron una red masiva que describe cómo las más de 19 mil proteínas en los cuerpos interactúan entre sí y cómo las diferentes drogas las pueden afectar.

Lo anterior, lo hicieron utilizando más de cuatro millones de asociaciones conocidas entre medicamentos y efectos secundarios, por ello diseñaron un método para identificar patrones en cómo surgen los efectos secundarios en función de cómo las drogas se dirigen a diferentes proteínas.

Para hacer eso, el equipo recurrió al aprendizaje profundo, una especie de inteligencia artificial modelada; diseñaron un sistema para inferir patrones sobre los efectos secundarios de la interacción con los medicamentos y predecir consecuencias inéditas de tomar dos fármacos juntos.

“Fue sorprendente que las redes de interacción de proteínas revelan mucho sobre los efectos secundarios de los medicamentos”, señaló Jure Leskovec.

En este momento, «Decagon» solo considera los efectos secundarios asociados con pares de medicamentos, pero se espera que a futuro se logren extender sus resultados para incluir regímenes más complejos.

Los ingenieros también esperan crear una herramienta más fácil de usar para dar a los médicos una guía sobre si es una idea adecuada recetar un medicamento en particular a un paciente, y ayudar a los investigadores a desarrollar regímenes de medicamentos para enfermedades complejas con menos efectos secundarios.

“Hoy los efectos secundarios de los medicamentos se descubren esencialmente por accidente y nuestro enfoque tiene el potencial de conducir a una atención médica más efectiva y segura”, resaltó Leskovec.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.