Armando González Bernabé, extitular de CAO/Foto: nvinoticias.com
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca confirmó que Armando González Bernabé, exdirector de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO), en el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz, sigue en libertad y no fue detenido.

Al exfuncionario del polémico exgobernador se le acusó de abuso de autoridad y del presunto desvío de más de 736 millones de pesos, cuando fungió como director de esa dependencia.

En declaraciones, el fiscal general, Rubén Vasconcelos Méndez, informó que el exfuncionario goza de la protección de la justicia federal.

El abogado del estado justificó que en nuevo Sistema de Justicia Penal, los imputados no necesariamente pasan sus procesos privados de la libertad. Es un principio derivado de la presunción de inocencia -agregó- por eso los jueces que son, en muchos casos “super extra hiper garantistas deciden cambiar medidas cautelares.

Vasconcelos Méndez dijo que la mayor parte de los imputados no están privados de libertad, porque así lo exige el sistema acusatorio.

Matizó que cuando se promovieron amparos dictados por jueces federales que son extremadamente garantitas, muchos de ellos resuelven la sustitución de una medida de libertad o medida no privativa de la libertad.

González Bernabé habría quedado absuelto del delito de abuso de autoridad por el presunto desvío de 736 millones 207 mil pesos.

Al presentar un sobreseimiento en el expediente penal 305/2016 en el Juzgado Primero de lo Penal, el cual fue firmado por el fiscal del estado.

Fue el pasado miércoles 18 de julio, día inhábil para los empleados del Tribunal Superior de Justicia y Fiscalía del estado, cuando se intuyó la causa penal en contra de González Bernabé.

Ese día un agente del Ministerio Público, enviado exclusivamente para atender el caso, presentó el documento ante el juez primero de lo penal, para solicitar el sobreseimiento de la causa penal, donde se señala al exfuncionario como presunto responsable del delito de abuso de autoridad.

Para el juez de distrito, al analizar el caso, dijo que ya era cosa juzgada y no podía analizar nuevamente lo que un juez de distrito ya resolvió, que la orden de aprehensión ya estaba vigente y sobre la prescripción del mandato mencionó que la resolución anterior ya había determinado que al 10 de noviembre del 2016 llevaba cuatro meses con cuatro días.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.