Patricia Briseño

OAXACA, Oax. A un día del regreso a clases, cientos de planteles escolares que fueron afectados por los sismos de septiembre del año pasado en la región del Istmo de Tehuantepec, no están en condiciones de recibir nuevamente a los alumnos debido a los retrasos en los trabajos de rehabilitación.

No obstante, los niños y las niñas no serán privados de su derecho a la educación por lo que volverán a ocupar las galeras e instalaciones improvisadas anexas a las aulas siniestradas, aseguró el presidente municipal de Ciudad Ixtepec, Félix Serrano Toledo .

En esta municipalidad, una de las 41 afectadas por los sismos del 7 de  septiembre, de las 56 escuelas instaladas son 26 las censadas como “no factibles” de ocuparse.

De acuerdo con los datos oficiales de la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Estatal de Educación Pública  reportaron  3 mil 500 escuelas con daños en distinto grado en el Istmo.

“Hasta ahora seguimos esperando los recursos procedentes del fondo federal, en sus distintos rubros. El gobierno estatal argumenta no contar con ese dinero,  por tal razón, las empresas constructoras  decidieron parar la reconstrucción, en tanto no se les pague el adeudo de la etapa de demolición”, expuso.

¡Dejaron una zona de guerra!, pues demolieron los edificios, y después se fueron, reclamó el edil ixtepecano.

Apuntó que los integrantes del Ayuntamiento avalaron en diciembre del año pasado habilitar unas galeras a cielo abierto para que los alumnos continuaran con el ciclo escolar.

Por otra parte, el secretario Prensa y Propaganda de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Wilbert  Santiago Valdivieso refirió que de los 37 sectores que componen la estructura educativa para la gremial en la entidad, la región del Istmo habrá de iniciar el ciclo escolar con serias dificultades.

“Solamente una escuela (el Centro Escolar Juchitán) ha sido rehabilitada, mientras las demás siguen funcionando en aulas provisionales, donde sufren los alumnos y maestros por las inclemencias del tiempo”, añadió.

Según el reporte presentado por los docentes de la víspera del inicio de clases, son 688 planteles del nivel básico de 41 municipios  que no llevan ni 25% y en otros los avances son nulos.

Al menos 100 mil estudiantes continuarán usando espacios habilitados o alternativos; “aulas” improvisadas por el comité de padres, para que los chicos no se queden sin instrucción; carentes de energía eléctrica y sanitarios.

A lo anterior se agrega otra preocupación por la actual temporada de lluvias, y la proximidad de los vientos huracanados de octubre y noviembre.

“La situación se  complica sobretodo en aquellos casos donde los alumnos están debajo de lonas o plásticos”, subrayó el dirigente magisterial, originario de Juchitán.

Una fuente del Instituto Estatal de Educación adelantó que probablemente será el próximo mes de septiembre cuando el gobierno estatal entregue el recursos financieros a las escuelas colapsadas, aunque tampoco hay certeza.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.