* Los gigantes tecnológicos cuestionan la sugerencia de que hubo una campaña de vigilancia masiva.

MVS

NUEVA YORK. Según reportó Bloomberg Businessweek el jueves, los chips espía se utilizaron para recopilar propiedad intelectual y secretos comerciales de Apple y de Amazon Web Services (AWS) una subsidiaria de Amazon que proporciona servicios de computación en la nube. El reporte dice que estos chips fueron encontrados en servidores ensamblados por una compañía china llamada Super Micro, y podrían haber sido objeto de una investigación secreta del gobierno de Estados Unidos que comenzó en 2015.

Apple, AWS, Super Micro y el Ministerio de Asuntos Exteriores de China han disputado el informe, que cita fuentes gubernamentales y corporativas anónimas, como mencionó anteriormente la cadena CNBC. Cada una de esas disputas fue también reportada por Bloomberg.

En su declaración a Bloomberg, Apple sugirió que el incidente en el informe podría haberse confundido con un evento anterior que involucró a un controlador infectado en un solo servidor Super Micro en uno de sus laboratorios.

«Se determinó que ese evento único fue accidental y no un ataque dirigido contra Apple», escribió la compañía.

Apple dijo que toma en serio las acusaciones y que no hubo reclamos de que los datos de los clientes se vieran afectados.

Mientras tanto, Amazon le dijo a Bloomberg que «no encontró pruebas que respalden las afirmaciones de chips maliciosos o modificaciones de hardware».

«En ningún momento, pasado o presente, hemos encontrado problemas relacionados con hardware modificado o chips maliciosos en las placas base SuperMicro en los sistemas Elemental o Amazon», agregó un portavoz de AWS en un comunicado enviado por correo electrónico.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.