Foto tomada del blog de Tierra del Sol Casa Restaurante.
  • Olga Cabrera ofrecerá una degustación de las delicias de la cocina tradicional mixteca
Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. La chef y propietaria de Tierra del Sol Casa Restaurante, Olga Cabrera Oropeza, estará en Nueva York por segunda ocasión, ahora invitada por el Museo Nacional del Indio Americano. El próximo sábado 20 de octubre, ofrecerá una degustación de comida oaxaqueña, específicamente de la región de la Mixteca, de donde ella es originaria.

“La representación de Oaxaca en el extranjero es un gran compromiso”, expresó Olga Cabrera. Mencionó, además, que hay noches en las que pierde el sueño porque sabe de la expectativa respecto a la cocina mexicana, y principalmente la oaxaqueña. “Como mixteca, voy con todo”, dijo, pues tiene la convicción de demostrar la valía de la gastronomía de su región.

El festival a desarrollarse en una de las ciudades más importante y desarrollada de Estados Unidos incluye muestra dancística, fílmica, literatura, música, fotografía y por supuesto gastronomía, esta última contempla menú de demostración y degustación de las delicias de la cocina tradicional mixteca: mole dulce, de fiesta, chileajo rojo y verde, pozole mixteco, guachimole y tamales.

El objetivo para esta cocinera tradicional al asistir a estos foros internacionales es la preservación de las recetas auténticas de las cocinas de las abuelas, los platillos a preparar son con fiel apego a las recetas tradicionales con ingredientes 100 por ciento originales de la Mixteca, recaló.

Los imperdibles de su cocina: huajes, chile costeño, sal de pozo, sal de tierra. La diferencia con el resto de las regiones en la cocina mixteca “es la autenticidad”, consideró la primera cocinera de Tierra del Sol Casa Restaurante.

Esta feria internacional es patrocinada por el Museo Nacional de los Indios Americanos. Coproducido con Cafe Frida NYC y soporte adicional de Mezcal Pierde Almas y FONCA.

Conviene mencionar que la chef Olga Cabrera es originaria de Huajuapan de León, cocinera por tradición familiar, su abuela, su madre, sus tías, la iniciaron desde menor en el arte de la cocina tradicional. Olga decidió, primero para hacer prosperar la economía familiar y luego como pasión personal, mantenerse en una de las artes de su tierra: la gastronomía mixteca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.