• Especialistas realizaron una tomografía y resistografía al tronco del árbol de más de 150 años
Citlalli López

OAXACA, Oax. Como un paciente que adolece por enfermedad, el emblemático laurel de la India -conocido por cobijar conciertos y danzones en el zócalo capitalino- recibió un ‘chequeo médico’ por personal de la Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial (PAOT) proveniente de la Ciudad de México.

Apoyados por la Dirección de Servicios Municipales y la Secretaría de Medio Ambiente, Energía y Desarrollo Sustentable, el grupo de especialistas realizó una tomografía y resistografía al tronco del árbol del zócalo, cuya vida se estima en más de 150 años.

La finalidad es establecer acciones de rescate para el nivel medio que tiene de daño y que lo pone en riesgo de muerte.

El activista Nazario García indicó que parte de la problemática que llevó al debilitamiento del árbol es la siembra en las jardineras de plantas que no son endémicas, consumen mucha agua y son constantemente cambiadas.

La presencia de plagas es evidente en el árbol, tiene un polvo café claro que cubre la corteza, hongos que crecen en el tronco, aunado a los insectos que viven en el laurel.

De acuerdo con el pintor Francisco Verástegui, autor del libro Árboles emblemáticos de Oaxaca, el laurel que se encuentra a un costado de la Catedral oaxaqueña fue plantado alrededor de 1875.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.