Las violencias que prevalecen en el estado son la emocional, económica y física

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Los vecinos prefieren no recordar aquel momento, entre otras razones, porque continúan arrepentidos de no haber acudido en auxilio de Jennifer; prefirieron ignorar la discusión de pareja e ignorar el grito desgarrador de la mujer atacada por su marido, Edgardo, quien le prendió  fuego en la vivienda del municipio de Matías Romero, en el Istmo de Tehuantepec.

Familiares, amistades y vecinos de Jennifer, de 18 años de edad y madre de un hijo, declararon que vivió sometida a violencia en el hogar, e incluso había acudido a las oficinas de gobierno para estos casos que no atendieron los protocolos de alerta.

La madrugada del 27 de febrero de 2017, Edgardo, de 20 años, en estado de ebriedad, le roció gasolina , y prendió fuego, incluso él mismo la ingresó al hospital con quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo.

La abuela de Jennifer aseguró que el presunto responsable se dedicaba a la venta de clandestina de gasolina, por lo que el combustible que usó lo tenía en el hogar conyugal.

También denunció negligencia por parte del Ministerio Público de Matías Romero, ya que éstos se comunicaron con ella después de casi cinco horas de que se reportó el hecho.

A propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que la violencia de la pareja ocurre con mayor frecuencia entre las mujeres que están o han estado casadas o unidas.

En Oaxaca se estima que por cada 100 mujeres de 15 años y más que han tenido pareja, 45 de las casadas y 60 de las separadas, divorciadas y viudas han vivido situaciones de violencia emocional, económica, física o sexual durante su actual o última relación.

El 46 por ciento de las mujeres de 15 años y más han enfrentado violencia por parte de su pareja, a lo largo de su relación.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, Oaxaca tiene uno de los primeros lugares en la tabla nacional,  por el nivel de violencia en contra de las mujeres.

Este indicador coloca a Oaxaca, estado de México, Ciudad de México, Aguascalientes, Jalisco y Michoacán por encima de la media nacional, al prevalecer, tres tipos de violencia: emocional, económica y física.

“Las agresiones que ocasionan mayor daño físico, que van desde los jalones o empujones hasta golpes, patadas, intentos de asfixia o estrangulamiento e incluso las agresiones con armas de fuego y los abusos sexuales no ocurren solas y están más extendidas y son de mayor gravedad”.

Los resultados de la Encuesta muestran signos de alerta debido a que las mujeres solteras en su relación de pareja padecen la violencia emocional (32.3%) cercana a la que han vivido las mujeres casadas o unidas (38.8%) y la violencia física también las alcanza, que aún sin vivir en pareja ya enfrentan situaciones de gravedad.

En cuanto a los daños físicos de la violencia de pareja comprende moretones, sangrado vaginal, desmayos, cortadas, quemaduras o pérdida de dientes, hemorragias, fracturas, aborto o parto prematuro, alguna enfermedad de transmisión sexual, entre otras.

 

238 mujeres asesinadas en el sexenio

 

De acuerdo con el seguimiento hemerográfico de la organización civil,  Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), del 1 de diciembre de 2016- 23 de noviembre 2018, o lo que va de la presente administración estatal, se han registrado 238 casos de mujeres asesinadas.

Asimismo, en el transcurso del año en curso, se tienen registrados 112 mujeres asesinadas.

Las regiones con más casos de violencia de feminicida en este periodo está la Costa con 24, Valles Centrales 19, Istmo de Tehuantepec 18, Mixteca 17 y Papaloapan16.

El recuento de víctima mortales arrojó que 36 mujeres (32%), tenían de 15 a 29 años, y 31 (28%),  de 30 a 44 años.

De los 112 casos de las víctimas, en 13 casos se conoce la identidad del agresor y en 99 se desconoce.

Debido a la constante violencia contra las mujeres y la omisión de las autoridades para fortalecer acciones que frenen el feminicidio, el pasado 31 de agosto, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres marcó en su mapa de registro la alerta de género en Oaxaca, en 40 municipios de las ocho regiones.

Una vez emitida la alerta de género a la solicitud AGVM/0472017,  la Secretaría de Gobernación (Segob) dio a conocer la declaratoria con nueve resolutivos, que en el número cuatro incluye 10 medidas de seguridad, seis medidas de justicia y reparación y cinco medidas de prevención.

En los 40 municipios se deberán instalar Consejos Municipales para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género contra las mujeres, dice el tercer resolutivo.

De la fecha del decreto al día de hoy  se contabilizan 24 asesinatos de mujeres, tipificados en un primer momento de la investigación como feminicidios, aunque en el transcurso de las indagatorias la revisión especifique otras causas

“La violencia feminicida en Oaxaca es alarmante, pero aún con la declaratoria de alerta de género, vemos una resistencia de autoridades estatales y municipales para reconocer la gravedad de una problemática que ocurre en su territorio y que es reflejo de una serie de omisiones, incluyendo la impunidad y la falta de presupuesto para acciones de prevención”, consideró la presidenta GESMujer, Ximena Avellaneda Díaz.

 

Indicó que los 40 municipios en los que se decretó y que deben instalar un consejo municipal para la prevención de estos delitos, sólo 25 ( 62%) lo han hecho y en ninguno se ve una preocupación e interés real, mucho menos para etiquetar recursos financieros.

Ante la próximo relevo de las alcaldías, la también académica advirtió “corremos el riesgo de que esto impida una continuidad de los consejos municipales”.

También el cambio de la administración federal genera incertidumbre por la serie de modificaciones que puedan darse a mecanismos.

Al nuevo gobierno federal, de Andrés Manuel López Obrador, pidió no desestimarla porque ha servido al menos para visibilizar la inacción de autoridades locales, “eliminarla sería darles una justificación de su no cumplimento”, subrayó.

De su lado, el fiscal general del estado, Rubén Vasconcelos Méndez refirió que este año se han abierto 25 carpetas por feminicidio y 75 carpetas de investigación por homicidio doloso de mujeres.

Precisó que  son 14 carpetas de feminicidios y 30 de los dolosos, las que ya están en manos de los jueces; “el mayor nivel de judicialización de casos de feminicidio y homicidios”, destacó.

Dijo que la dependencia a su cargo  instauró unidades de género para conformar grupos especiales, ministerios públicos, peritos y personal multidisciplinario que atiendan exclusivamente estos casos.

En el caso de los feminicidios, la Fiscalía General de Oaxaca informó al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio que en su mayoría, las mujeres víctimas de feminicidio se encontraban en el rango de más de 50 años de edad (23%), seguidas de mujeres entre 31 y 40 años de edad en un  21 por ciento.

 

 

 


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.