Raúl Bolaños Cacho, magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Raúl Bolaños Cacho Guzmán confirmó que este jueves se separa del cargo de magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, luego un año y nueve meses de permanecer en el cargo, y una vez cumplidos los ochos años que le permite la ley orgánica del Poder Judicial.

El exdiputado local y federal del PRI y PAN será sustituido por la magistrada María Elena Villanueva Abraján.

El dos vece titular del Poder Judicial de Oaxaca deja el cargo en medio de una controversia constitucional que promovieron un grupo de magistrados liderados por el extitular del Tribunal Superior, Alfredo Lagunas Rivera, para frenar la desaparición del Consejo de la Judicatura del estado, resistiéndose férreamente a dejar las prebendas y los beneficios, así como el manejo de más de 700 millones de pesos de ese órgano.

Por lo pronto, Bolaños Cacho rindió su segundo informe de actividades ante el Pleno de los magistrados del Poder Judicial, incluidos los que se oponen a la desaparición del Consejo de la Judicatura.

Tras el informe, Bolaños Cacho confirmó que se separa del cargo porque la ley orgánica del Poder Judicial le permite estar solo ocho años en el cargo y su ciclo ha terminado, por tanto, este jueves entrega la Presidencia del Tribunal.

El padre del actual senador de la República por el PVEM, Raúl Bolaños Cacho Cué, sostuvo que deja un tribunal consolidado financiera y económicamente, “se avanzó en la oralidad penal, así como mercantil”.

Al salir al paso de los señalamientos de presuntas irregularidades, Bolaños Cacho Guzmán, afirmó que las finanzas del Poder Judicial están claras, sólidas y transparentes.

Respecto al proceso judicial que promovieron un bloque de magistrados liderados por Lagunas Rivera, sobrino del actual diputado de Morena, Ericel Gómez Nucamendi, por la desaparición del Consejo de la Judicatura, dijo que son los órganos judiciales, entre ellos, los colegiados, quienes están por emitir un fallo.

No obstante, afirmó que es correcta la ruta y serán los poderes y órganos jurisdiccionales, quienes marquen la pauta cubriendo el debido proceso.

Por lo pronto, consideró que la desaparición del Consejo de la Judicatura será de grana ayuda para el Poder Judicial, porque se van a rescatar recursos de organismos que eran elefantes blancos.

El pasado 13 de marzo de 2017, luego de 13 años de iniciar su primer periodo, Bolaños Cacho Guzmán regresó a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia en sustitución de Alfredo Lagunas Rivera, quien había pedido licencia al cargo.

 


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.