Dicho programa debe ser de fácil operación para los patrones, a quienes no se les podrá obligar, por ejemplo, inscribirse en el SAT.

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) implementar en el primer trimestre del 2019 un “programa piloto” que tenga como fin diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social para las trabajadoras domésticas.

La Segunda Sala determinó que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las trabajadoras del hogar el IMSS, ya que ello provoca una discriminación injusta.

Dicho programa debe ser de fácil operación para los patrones, a quienes no se les podrá obligar, por ejemplo, inscribirse en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Alto Tribunal también ordenó al Congreso de la Unión hacer las adecuaciones legales para que, en un plazo no mayor de tres años, se logre obtener la seguridad social efectiva, robusta y suficiente a la totalidad de las empleadas domésticas del país.

En este contexto, los ministros aprobaron, por unanimidad, conceder el amparo a una mujer de 80 años de edad, quien demandó a sus patrones, por no haberla inscrito en el IMSS, a pesar de que trabajó para ellos por espacio de 50 años.


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.