Foto: Carmen Pacheco. Derechos Reservados.
Rocío Flores

SAN ANTONINO CASTILLO VELASCO, Oax. En demanda de pueblos y comunidades indígenas de los Valles Centrales de Oaxaca, el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) anunció modificaciones en la veda que limita a los campesinos zapotecos de Ocotlán, el acceso al agua desde septiembre de 1967.

“Se va a levantar el decreto de veda, se establecerá una zona reglamentada, intervendrá la Conagua, pero los pueblos tendrán la posibilidad de hacer su propio reglamento del uso del agua, no van a existir las concesiones individuales, el reglamento más importante es el que se determine en las asambleas de los pueblos”, aseguró durante un encuentro con campesinos de 16 comunidades zapotecas, Hugo Aguilar Ortiz, abogado y encargado de la Dirección de Asuntos Indígenas del INPI.

El titular del INPI, Adelfo Regino Montes, indicó que la finalidad de estas reuniones es garantizar el derecho al agua a los pobladores de estas comunidades que han sido limitados al libre acceso si no cuentan con una concesión emitida por la Conagua.

El presidente de la Coordinadora de los Pueblos Unidos por la Defensa y Cuidado del Agua (Copuda), Ángel Ruiz Méndez, manifestó la importancia de que las autoridades federales volteen la mirada a los pueblos originarios, y demandó a las autoridades la presentación del estudio técnico justificativo que servirá de base para determinar los volúmenes de agua disponibles para ellos.

Por su parte, el gerente Aguas Subterráneas de la Subdirección Técnica de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Heber Saucedo Rojas expuso que en el estudio técnico se determinó que existen 12.6 millones de metros cúbicos de agua disponibles para los Valles Centrales de Oaxaca. “Si hay agua para otorgar nuevas concesiones”, abundó el funcionario.

Los campesinos de estas comunidades, consideran que cuando los funcionarios hablan de los volúmenes para las nuevas concesiones, se está volviendo a lo mismo.

“Nos están tomando otra vez como usuarios y no todos tenemos las mismas condiciones, nosotros somos campesinos y dentro de los usuarios de la región hay mineras y también estarían contempladas en esos 12 millones de metros cúbicos. Queremos saber en qué se traduciría, a quien le van a dar estos volúmenes de agua”, manifestaron.

Recordaron que, hasta hoy, la Conagua otorga un cierto volumen de agua que no alcanza para regar sus tierras y vivir de ellas durante el año.

En este contexto, las autoridades informaron que se buscará como empatar los derechos y atribuciones de los pueblos originarios junto con las atribuciones que tiene el Estado a través de la Conagua.

Según los funcionarios de Conagua, de lograrse el decreto de zona reglamentada, sería el primero con estas características, debido al antecedente de amparo de los campesinos, para demandar sus derechos sobre el recurso hídrico.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.