En Brasil desde 2013 existe una prohibición para que los ciudadanos compren armas.

MVS

RÍO DE JANEIRO. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó este martes un decreto que facilitará temporalmente la compra de armas por parte de civiles, un primer paso en una promesa de campaña para cambiar las estrictas regulaciones que esencialmente han prohibido que los civiles porten armas.

Bolsonaro, de extrema derecha, apoyó su llegada al poder con un discurso de ley y orden y su mensaje resonó entre los votantes de Brasil, donde en 2017 se registró un récord de 64 mil asesinatos, más que en cualquier otro país.

El mandatario ha dicho que quiere revertir una ley de 2003 que equivale a una prohibición para que los civiles compren armas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.