Este perro ovejero es el responsable de encontrar explosivos en un avión de pasajeros/Foto: AP.

Notimex

MÉXICO. Existen diversas razas de perros que son entrenadas para dar un servicio a la humanidad, tal y como se ha visto en situaciones de emergencia durante catástrofes naturales.

En México, los caninos de servicio son entrenados para realizar tres categorías diferentes, todas al servicio del hombre: los de trabajo, de asistencia y los de alerta médica.

Los perros de trabajo apoyan ante catástrofes naturales y forman parte del cuerpo de las fuerzas armadas o aduaneras. Algunas de las actividades que desempeñan son proteger a los agentes, olfatear objetos en la búsqueda de personas, rescatar y salvar vidas en caso de desastres naturales como sismos o derrumbes.

También son entrenados para detectar sustancias prohibidas como estupefacientes, alimentos y otros artículos que deban declararse en las fronteras.

En la categoría de perros de asistencia, se encuentran aquellos que apoyan a personas con alguna discapacidad o que presenten alguna enfermedad. Entre ellos se encuentran los guía, conocidos también como lazarillos que han sido entrenados para apoyar la movilidad de personas con discapacidad visual, en la calle o en espacios públicos o privados, ayudando a sus dueños a evitar obstáculos aéreos y a nivel de piso, subir y bajar banquetas o escaleras, usar puertas o elevadores.

Estos animales aplican la llamada desobediencia inteligente, la cual consiste ir incluso en contra de las instrucciones del usuario, con el objetivo de tomar la decisión correcta que preserve la integridad de la persona y del mismo animal.

El perro señal o escucha es aquel que brinda asistencia a personas con discapacidad auditiva. Su responsabilidad consiste en dar apoyo y aviso a sus dueños ante distintos sonidos cotidianos, indicando la procedencia y conduciéndoles al mismo.

Dentro de sus tareas se contempla que den aviso de alarmas o claxon, conduzcan a fuentes de sonido como timbres, teléfono o llanto de bebé.

Están también los que prestan auxilio a personas con discapacidad física, motriz o que padezcan una enfermedad que reduzcan su movilidad. Apoyan en actividades tales como tirar de la silla de ruedas, abrir puertas o cajones, oprimir interruptores y llevar objetos, realiza peticiones de ayuda mediante teléfono y bloquean a la persona ante un posible objeto o situación de peligro.

Hay canes que apoyan a una persona con autismo ayudando a que lleve a cabo actividades de la vida diaria, a reaccionar de forma rápida a estímulos externos como alarmas y apoya ante posibles ataques que sufra la persona, entre otros.

En la categoría de perros de alerta médica, están los encargados de avisar y asistir al dueño ante una posible emergencia que se pueda presentar. Suelen ser de mucha utilidad para personas que padecen epilepsia o diabetes tipo 1.

Algunas de sus tareas son avisar al usuario antes de que ocurra una crisis y brindar apoyo durante la misma; cargar con medicamento o teléfono; buscar ayuda; proveer calma y evitar que la persona se lastime.

Rita Domínguez, asesora técnica en comunicación científica para Eukanuba, explicó que el entrenamiento que se les brinda se basa en estímulos positivos.

De igual forma, destacó, al encontrar uno de estos animales en la calle es fundamental tener en mente que no son mascotas, ya que su función es brindar servicio y asistencia. Por lo tanto, mientras están en horas de trabajo, es importante no distraerlos con caricias, ni llamarles para tomar fotos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.