Notimex

LA HABANA. Cuba se apresta para atraer a más visitantes chinos en 2019 y superar las cifras alcanzadas el año pasado, cuando arribaron al país 46 mil turistas de esa nacionalidad, y para lo cual desarrolló acciones que incluyen una ofensiva comercial, participar en ferias del sector y enseñar mandarín.

«China ocupa actualmente el lugar 14 como mercado turístico para Cuba, ya que el año pasado aproximadamente 46 mil turistas chinos visitaron nuestro país, lo que representa un aumento de 10 por ciento con respecto a 2017», explicó el director del área de Desarrollo del Ministerio de Turismo (Mintur) de Cuba, Michel Bernal.

Bernal detalló que se realizará una ofensiva comercial para reunirse con operadores turísticos del país asiático, participar en importantes ferias del sector, fortalecer los vuelos directos China-Cuba y fomentar el aprendizaje del mandarín en la isla para atender mejor a los visitantes.

Ese es un buen comienzo, dijo, pero dado el creciente número de turistas chinos que viajan por el mundo Cuba sabe que puede hacerlo mejor, por lo que tiene previsto intensificar las campañas promocionales en China sobre los destinos a conocer de la isla caribeña.

Refirió que la mayoría de los viajeros chinos que llegan a Cuba lo hacen desde países cercanos, por lo que buscarán promover que lo hagan a través de los vuelos semanales de Air China que conectan a La Habana con Beijing, con escala en Montreal, Canadá. La ruta fue inaugurada a fines de 2015.

«Hemos creado un grupo de trabajo en el Mintur para mejorar la situación de este vuelo. Por esta razón, visitaremos China a principios de este año para hablar con agencias de viajes y operadores turísticos y promover a Cuba como el destino más importante del Caribe», dijo en entrevista con la agencia Xinhua.

Indicó que su país ha decidido participar en importantes ferias de turismo en China a lo largo de 2019 y refirió que «actualmente tenemos guías turísticos que hablan chino, lo cual es muy importante, y en varios hoteles de La Habana hay gerentes que trabajan directamente con los operadores turísticos que hablan mandarín».

Desde octubre pasado profesores de los institutos Confucio de China enseñan mandarín en la Escuela de Turismo de la Universidad de La Habana y se han alcanzado acuerdos para incorporar el idioma como segunda lengua en la Escuela de Lenguas Extranjeras de la misma institución.

Bernal anotó que dos nuevos restaurantes chinos abrirán en La Habana este año y puso énfasis en que existe una estrategia para impulsar las inversiones chinas en el sector turístico cubano, bajo la premisa de ganar la confianza de los turistas de aquel país.

De acuerdo con información oficial, las empresas del gigante asiático se encuentran entre los principales socios extranjeros en el sector turístico de Cuba, con inversiones que superan los 700 millones de dólares.

Al resaltar que los lazos turísticos fortalecen los existentes en los sectores económico, financiero y comercial, anotó que 65 por ciento de la flota vehicular para el alquiler de automóviles está integrada por unidades chinas y casi todos los autobuses proceden de esa nación.

«Nuestro propósito es insertar cada vez más productos y tecnologías chinos en el sector turismo”, dijo al indicar ya se han adquirido aparatos de aire acondicionado para las habitaciones de los hoteles y «estamos evaluando incorporar otros artículos”.

En 2018 Cuba logró la cifra récord de 4.75 millones visitantes internacionales y este año espera atraer a 5.1 millones, lo que significaría un crecimiento de siete por ciento.

El turismo es la segunda fuente de ingresos foráneos de la isla, lo que le ha ganado ser considerado por el gobierno como uno de los principales motores del desarrollo económico.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.