Foto: ilustración
Citlalli López 

OAXACA, Oax. Incluido desde 2015 como un delito en el Código Penal de Oaxaca, el maltrato animal sigue siendo a tres años de su aprobación una violación sin castigo para quienes la cometen. En este lapso se han contabilizado 27 denuncias, pero solo en una se emitió sentencia.

La protección animal se estableció a partir del caso de Luna, una perrita que amarrada a un taxi fue arrastrada a manera de castigo. Se pensaría que con ello se inhibirían los casos, sin embargo, no ha ocurrido así.

El último caso fue cometido por un trabajador de una empresa gasera, quien de manera deliberado dejó caer un cilindro sobre la cabeza de un perrito llamado Yeck que se encontraba dormido.

De acuerdo con la denuncia ciudadana de agrupaciones animalistas, lo anterior ocurrió el pasado 16 de enero en la agencia de San Martín Mexicapan, sobre la calzada Valerio Trujano. La agresión ocasionó la fractura de la mandíbula del perro y sangrado abundante.

Anterior a ello, en las redes sociales fue denunciada públicamente la manera en la que una perrita atada a un automóvil en movimiento fue obligada a correr. Debido a la velocidad del auto por momento era arrastrada, lo que le ocasionó lesiones en las patas.

Hasta el momento, la única sentencia emitida por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Oaxaca por el delito de maltrato ambiental la aplicó en contra de un hombre, quien a machetazos mató a su perro.

El agresor infringía continuamente violencia intrafamiliar; para abusar de su pareja la amenazaba con un machete, la mujer fue defendida por su perro, mientras que el sujeto fue sentenciado por maltrato animal, además de violencia intrafamiliar y violación.

La ley en vigor desde mayo de 2015 establece en el artículo 414 que se castigará con cárcel de seis meses a cuatro y con multa de 500 a mil 500 días de salario a quienes dolosamente priven de la vida a un animal vertebrado.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.