Notimex

VARSOVIA. Las autoridades de Polonia informaron hoy sobre el arresto de un ciudadano chino, directivo en este país europeo de la corporación de telecomunicaciones Huawei, acusado de espionaje.

Señalaron que el chino identificado como Weijiang W fue arrestado el martes pasado junto a un funcionario local de los servicios de seguridad estatales, identificado como Piotr D., quien trabajaba en la empresa de telefonía Orange.

Ambos son acusados de presunto espionaje, según las investigaciones de la agencia de contrainteligencia y seguridad nacional, durante las cuales fueron registradas las oficinas de Huawei y Orange en Varsovia y sus respectivas casas, de acuerdo con el gobierno, citado por medios de prensa.

El subjefe del servicio especial de Polonia, Maciej Wasik, señaló que la operación que resultó con el arresto de los sospechosos estaba en marcha desde hace tiempo y se había planeado con cuidado. “Ambos realizaron actividades de espionaje contra Polonia”, dijo.

Un juzgado de Varsovia decretó prisión preventiva para los dos acusados de espionaje contra Polonia, cargo que implica una pena de hasta 10 años de cárcel.

Desde su sede en China, Huawei afirmó en un breve comunicado estar al tanto de la situación en Polonia y que iniciaría una investigación.

“Sin comentarios por el momento. Huawei cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países donde opera y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones en los países donde se basan”, agregó.

Estas detenciones en Polonia tienen lugar en el marco de la reciente tensión entre Occidente y el gigante de las telecomunicaciones chino, cuya directora ejecutiva, Meng Wanzhou, fue arrestada en Canadá el pasado 1 de diciembre, a petición de Estados Unidos, por presunta violación de las sanciones impuestas a Irán.

La directiva de Huawei está ahora en libertad bajo fianza, en espera de Estados Unidos presente la petición de extradición, y de no ser así, quedaría libre automáticamente.

Posteriormente los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor fueron arrestados en China, bajo el argumento de representar un peligro para la seguridad del gigante asiático.

Países de occidente han manifestado su rechazo contra Huawei por su expansión y el desarrollo de la tecnología G5. Siguiendo a Estados Unidos, cuestionan si el uso de Huawei para infraestructuras vitales para redes móviles podría dejarlos expuestos a la investigación del gobierno chino.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.