Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Más de un millón de alumnos del nivel básico, medio y normal de maestros, que asisten a 13 mil centros escolares se verán afectados por los tres días de paro de labores acordados por la Sección 22 del Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)  para trasladarse de manera masiva a la Ciudad de México donde demandarán al Congreso federal la abrogación de la reforma educativa.

La suspensión de actividades y las protestas del magisterio oaxaqueño –conformado por una membresía de 82 mil agremiados– se desarrollarán por la ratificación del acuerdo de la asamblea estatal mixta permanente, alcanzado al inicio del presente mes.

A partir de este domingo se conoció que los docentes empezaron su traslado a la Ciudad de México desde sus regiones,  y con sus propios medios.

Incluso,  empresas locales de transporte turístico rebajaron el precio del boletaje a la capital del país, saliendo la noche de este domingo de la ciudad de Oaxaca,  para regresa el miércoles próximo. El costo por viaje redondo es de 500 pesos; la mitad del precio de un viaje sencillo.

De acuerdo con la convocatoria para la «Movilización Masiva Nacional» que se realizará el 25, 26 y 27 de febrero, habrá de iniciar con un mitin el lunes frente al Palacio Legislativo de San Lázaro.

«Para exigir una verdadera abrogación de la reforma educativa», apuntó la Sección 22.

Otras de las demandas son la reinstalación de los profesores cesados y un alto a los llamados del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) para la prueba docente que considera punitiva.

Así como fijar el posicionamiento político del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO) frente a la política educativa que pretende la OCDE en la Secretaría de Educación Pública.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.