Samir Flores, activista asesinado/Foto: MVS.

MVS

MÉXICO. Tras condenar el asesinado del defensor y comunicador comunitario Samir Flores Soberanes, ocurrido en Morelos; Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México, comentó que las declaraciones de las autoridades encargadas de la investigación que descartan a priori la posibilidad de que estos hechos estén relacionados con la actividad de defensa de Flores “ponen seriamente en cuestión la investigación misma”.

“Su asesinato debe ser investigado a cabalidad, sin dejar de lado ninguna línea de investigación, de manera desprejuiciada y, por supuesto, tomando en cuenta su labor en defensa de los derechos humanos”, consideró Jan Jarab.

De acuerdo a Jarab “si este crimen quedara en la impunidad se enviaría un terrible mensaje a la sociedad de Morelos y a todas aquellas personas que día a día alzan su voz para reclamar una sociedad más justa”.

Agregó que “es necesario determinar qué factores contribuyen a generar más riesgo para defensoras, defensores y periodistas. Uno de los factores de riesgo para las personas defensoras indígenas que hemos constatado en varios puntos del país, es el desarrollo de proyectos sin respetar el derecho de las comunidades indígenas a la consulta y al consentimiento libre”.

“Es responsabilidad de las autoridades contribuir a generar un ambiente propicio para el ejercicio del derecho a defender los derechos humanos y la libertad de expresión, lo que incluye abstenerse de realizar acciones que puedan agravar situaciones de vulnerabilidad e incrementar riesgos”, enfatizó la ONU-DH.

Destacó que “el asesinato de Flores Soberanes sería el séptimo registrado en 2019 por la ONU-DH de un defensor de derechos humanos, que se añaden a los 13 registrados por esta Oficina en 2018, de los cuales nueve eran defensores indígenas”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.