Río Atoyac. / Foto: Jorge Luis Plata.
Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. El Río Atoyac agoniza y esto no es solo evidente a la vista y olfato de todo oaxaqueño, también lo confirma la propia autoridad: el 90% de este afluente está severamente contaminado principalmente por los residuos humanos de un total de 29 municipios conurbados, incluida la ciudad capital de Oaxaca. 

El problema de la contaminación del Atoyac es agudo pese al esfuerzo oficial, dijo el director de Administración del Agua de la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA) Pacífico Sur, Noel Espinoza Hernández. “Es un problema complejo”, reconoció.

Al tiempo informó que al menos 27 de los 29 municipios de la zona conurbada descargan directamente su materia fecal y agua residual en general, al rio Atoyac. Son 23 municipios los que cuentan con planta de tratamiento de aguas, pero irrisoriamente solo dos están funcionando.  

Cabe recordar que Oaxaca de Juárez cuenta con una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) construida en el 2005 con un costo superior a los 163 millones de pesos, que en teoría sanearía las aguas de toda la capital y zona conurbada, pero la infraestructura sanitaria está inutilizada a la fecha.

La última supervisión de la planta tratadora por Conagua fue hecha en junio, dijo el director administrativo de la Conagua, “no está trabajando con el volumen para el que fue construida”, -explicó- pese a que la Ley de aguas nacionales mandata el saneamiento del líquido como obligación.

La Conagua ha iniciado procedimientos contra estos 27 municipios desobligados en el saneamiento de sus desechos, pero trienios pasan, renuevan autoridades y todo se complica, argumentó el funcionario federal.

“La operatividad de sus sistemas las regula cada ayuntamiento”, recordó el director de Administración del Agua de la CONAGUA.  La constitución lo establece así y Conagua coadyuva con recursos y asesoría para rehabilitar las plantas.

La contaminación más grave de este otrora caudaloso y sano afluente se ubica a la altura del Municipio de Cacaotepec hasta la confluencia con el rio Salado y de ahí hasta Santa Ana Tlapacoyan, la contaminación principal es de coliformes fecales, grasas y aceites, explicó. 

“Pese al cruento panorama del afluente principal de Oaxaca y su zona conurbada, en el país hay casos más graves, por ejemplo en el vecino estado de Puebla, donde son industrias las que descargan sus desechos al río, en Oaxaca es por desechos humanos”, señaló el funcionario de Congua.

“Para revertir o frenar la grave contaminación en Oaxaca, lo que se debe hacer es que los tres niveles trabajen coordinadamente para rehabilitar las plantas existentes pero inoperantes, desde Telixtlahuaca ir saneando de aguas arriba hacía aguas abajo”, detalló.

Para este año son cinco proyectos los que Conagua está trabajando con el Estado, dijo el directivo de Administración de la dependencia, y será en unos tres meses cuando el diagnóstico actualizado del río Atoyac esté listo. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.